SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

YOGA DE PIES

Por Nueva Estética

El yoga es una práctica cada vez más extendida y ya son muchos los yogiaddicts. ¿Conoces el yoga de pies? Si no es así, apúntala en la lista porque esta técnica constituye toda una revelación y va a dar mucho que hablar. RAUL GARCÍA Profesor de YamunaÒ Foot Fitness.



Para corregir la postura, mejorar la circulación, ganar flexibilidad… y mucho más!  YamunaÒ Foot Fitness es un revolucionario sistema de ejercicios orientado a devolver al organismo su bienestar. Como todos sabemos, los pies constituyen el pilar de nuestro cuerpo. De ellos depende nuestra manera de caminar, intervienen en la armonía del cuerpo, condicionan la forma y estructura de la espalda... En definitiva, están implicados en muchas de nuestras actividades diarias. El calzado que llevamos aprisiona los pies, restándoles movilidad y espacio. Ello puede derivar en múltiples alteraciones, como la aparición de juanetes, dedos en martillo, fascitis plantar, neuroma de Morton, dedos torcidos, problemas de circulación y dificultad en el retorno venoso, malos patrones en la marcha y en la pisada… Parece mentira, pero de ellos depende gran parte de nuestra salud.

 

Caminar, correr, trepar, pedalear, bailar… los pies están involucrados en casi todo, y lo más importante, son los encargados de mantener el peso de toda nuestra estructura. Constituyen nuestro único punto de contacto con el suelo, nuestra fusión con la Tierra. Anatómicamente el pie está compuesto por diferentes huesos con una movilidad entre ellos muy reducida y limitada. Los huesos que lo forman son el calcáneo, astrágalo, escafoide, cuboide, cuneiformes, metatarsiano y falanges. Cada uno de ellos presenta una misión específica, y trabajan siempre  en sinergia.

 

La técnica YamunaÒ  Foot Fitness permite devolver a los pies su total bienestar, y con ello, mejorar la armonía corporal. ¿En qué consiste? Durante la sesión se utilizan dos accesorios básicos, los Wakers y los Savers, ambos ideados por Yamuna Zake, creadora y fundadora de esta metodología. Están diseñados con una dureza, grosor y tamaño específico para que los pies puedan trabajar perfectamente sobre ellos. Los Wakers tienen forma de medias esferas y  presentan una serie de “protuberancias” que ayudan a activar la circulación e incidir sobre los puntos reflejos de la zona plantar. Por su parte, los Savers también tienen forma de media esfera, pero en cambio, son lisos y mucho más pequeños y resistentes que los Wakers, por lo que permiten realizar un trabajo mucho más específico y detallado. Durante la sesión, dependiendo de las necesidades de cada persona, se pueden realizar los ejercicios utilizando sólo los Wakers o los Savers o pueden combinarse ambos.

 

Indicado para

 

La técnica YamunaÒ  Foot Fitness tiene una repercusión positiva prácticamente inmediata, tanto a nivel estructural como a nivel de todos órganos. Pongamos un ejemplo, comparemos nuestro cuerpo con un gran edificio. Si los cimientos no son sólidos es imposible que la estructura se mantenga. Lo mismo ocurre con nosotros. Si nuestros “cimientos” no son fuertes, móviles y flexibles, nuestro cuerpo debe hacer un sobreesfuerzo para compensar estas carencias. YamunaÒ  Foot Fitness permite moldear los pies, otorgándoles fuerza y flexibilidad. Mediante la realización de estos ejercicios se consigue una mayor tonificación, estiramiento y estimulación de los músculos, tendones y ligamentos de los pies. Es más, estos beneficios se hacen extensibles a todo el cuerpo. Además, esta disciplina permite ganar un mayor rango de movilidad y cambiar nuestra percepción a la hora de caminar o realizar nuestras actividades cotidianas. 

 

También se pueden corregir dolores de espalda, un malestar que afecta a la mayoría de la población. Y es que, aunque parece mentira, el inicio del problema está en los pies. por otro lado, los ejercicios con los Wakers favorecen la circulación sanguínea y activan el retorno venoso. Pero eso no es todo, como se ejerce cierta presión a nivel óseo, también se consigue una mejora en la calidad de los huesos y se favorece la formación de masa ósea, esencial en caso de personas con edad avanzada, ya que con los años, los huesos se vuelven más frágiles y quebradizos.

 

Mediante esta técnica se estimulan también los puntos de reflexología podal, tanto de la zona plantar como del borde externo del pie; de ahí que se pueda incidir indirectamente en todos los órganos internos (riñones, intestinos, plexo solar, hígado, bazo…), promoviendo la correcta regulación del metabolismo, y actuando, incluso, en el sistema nervioso central, lo que permite regular el nivel de estrés. Asimismo, a través de una mejor movilidad de los pies, se aumenta la consciencia corporal, a la vez que se evita el riesgo de lesiones. Ni que decir tiene que una pisada segura y firme repercute, y mucho, en la imagen que proyectamos.