SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

YOGA, MUCHO MÁS QUE UNA DISCIPLINA

Por Nueva Estética

Si tuviéramos que definir en pocas palabras qué es el yoga, diríamos que el yoga representa la unión del cuerpo, la mente y el alma. Nos proporciona el control de nuestra mente y por tanto, el control de nuestro cuerpo y nos ayuda a que seamos la mejor versión de nosotros mismos, tanto a nivel físico como mental. Cuanto más flexible sea nuestro cuerpo, más lo será nuestra mente. Existen muchas modalidades y estilos de yoga y todos son aptos para todos, no importa la edad ni la flexibilidad que tengamos. Su práctica nos ayuda a alcanzar nuestras metas. A vivir una vida más consciente. LUCIA LIENCRES, Profesora de yoga.


TIPOS DE YOGA

Los clásicos

 

HATHA YOGA

El Hatha es el yoga más clásico y preciso. Su origen está en el Raya Yoga de Patanjali y otros textos clásicos como el Bhagavad Gita y el Hatha Yoga Pradipika.

 

Es el yoga integrador de otros estilos de yoga, incluidos en él la tranquilidad del estilo Sivananda, el dinamismo del Ashtanga, la transición entre las posturas del estilo Vinyasa, la alineación del Iyengar y la interiorización del Kundalini. “Ha” significa (sol) y “tha” (luna). Algunos lo definen como el yoga de la unión de la mente, el cuerpo y el espíritu.

 

Es el yoga del control sobre el cuerpo. Es perfecto para principiantes, para quienes quieran una clase más suave. También resulta ideal en la recuperación de lesiones o para empezar o terminar un día en el que nos sentimos más cansados. Por tanto, es una excelente opción para ejercitar y estirar el cuerpo y disminuir el estrés, la ansiedad y el insomnio, entre otros beneficios. Este estilo de yoga busca la purificación, fortaleza y ligereza del cuerpo, la mente y el espíritu.

 

Dentro de esta modalidad se engloban las siguientes categorías:

 

Sivananda yoga. Se trata de la práctica de las 12 posturas de la serie de Rishikesh. Quienes lo practican lo hacen como un estilo de vida que integra la salud mental, física y emocional.

Asthanga yoga. Significa yoga de los 8 pasos. Es el yoga más dinámico y que exige más fortaleza y resistencia. Hay tres series, siempre se realizan las mismas posturas en cada una de ellas. Cuando consigues hacer una serie, puedes pasar a la siguiente. Las series de Asthanga son muy exigentes.  El reto es increíble.

Vinyasa. Aunque no es un estilo en sí, se ha oído mucho hablar de él. Se trata de la transición dinámica de una postura a otra compaginándolas con la respiración consciente. Vinyasa significa “unión de respiración y movimiento”.

Iyengar yoga. Fundado por el maestro yogui B.K.S. Iyengar. Su estilo es el más preciso. Las posturas se enseñan desde el alineamiento perfecto del cuerpo y se mantienen durante varias respiraciones.

Kundalini yoga. Es un yoga poco exigente a nivel físico ya que las posturas o asanas son sencillas. Se trabaja mucho la respiración y la relajación. Es ideal para las personas que tienen estrés y necesitan bajar de pulsaciones su vida. Esta práctica ayuda a “frenar” nuestro ritmo de vida, a empezar a quererse, y ayuda a conectar con el cuerpo y la mente. Este tipo de yoga busca a través de la energía de la columna vertebral, equilibrar los chakras.

 

Una clase completa de Hatha Yoga debe integrar posturas físicas (asanas), ejercicios respiratorios (pranayamas) y un trabajo de conexión con tu yo interior que se llega a través de la relajación y la meditación. Dependiendo del profesor, la practica de Hatha puede alinearse más o menos dentro de los diferentes estilos que integra.

 

 

FLOW VINYASA

Se trata de un estilo más dinámico y energizante en el que se combinan series de posturas dinámicas con la respiración, trabajando la flexibilidad, el equilibrio, la concentración y la fuerza. Se recomienda que quien quiera probar estas clases haya practicado yoga previamente.

 

Su práctica energiza el cuerpo y la mente y activa el sistema nervioso central, además de fortalecer el cuerpo y darle una gran elasticidad. Al ser un ejercicio más aeróbico, nos proporciona, además de los beneficios del Hatha Yoga, mucha energía y vitalidad y nos ayuda a reducir nuestra masa corporal.

 

 

Los estilos más NEW

 

ANUSARA YOGA

Combina el Hatha yoga con la filosofía tántrica de la bondad innata a todos los seres. Se enseña desde un enfoque amoroso y expansivo, que ve la bondad de todos los seres, incluyendo enseñanzas filosóficas en las prácticas.

 

VINIYOGA

Consisten en adaptar la clase o la técnica a cada persona, dependiendo de sus necesidades específicas. Busca la diferenciación de los alumnos. También se utiliza como yoga terapéutico.

 

YIN YOGA O YOGA RESTAURATIVO

Aunque no son exactamente lo mismo, se parecen bastante. Se utilizan soportes para la realización de asanas (bloques, mantas, cinturones, zafus…) para que la relajación sea mayor y para “soltar y aflojar” más nuestro cuerpo. Se incluyen conceptos de la medicina china como el yin y el yang, y los canales del cuerpo sutil, a través de los cuales fluye el prana o la energía.

 

YOGA NIDRA

Es el yoga meditativo, el yoga del sueño consciente. Consigues una gran relajación física y tu sueño vuelve a ser restaurador, ya que hace que controlemos que la mente descanse.

 

BIKRAM YOGA

Creado por el gurú y multimillonario indio Bikram Choudhury. Es una secuencia de 26 asanas y de 2 ejercicios de pranayama (respiración), practicados en una sala a 40 grados de temperatura. Las posturas vienen del Hatha yoga. También esta el hot yoga, que aunque también se practica en una sala a 40 grados de temperatura, no sigue la secuencia de posturas de Bikram.

 

ACRO YOGA

Es la realización de posturas de yoga con otra persona. Es un gran reto personal ya que tienes que fiarte de ti mismo y de la persona con la que practicas. Es un desafío a tus límites, a tus inseguridades.

 

YOGA AÉREO

Es una forma de yoga que se practica suspendido en el aire con ayuda de un columpio o una tela. Las posturas se pueden mantener durante más tiempo y los estiramientos son más profundos que en la práctica habitual.

 

YOGA AYURVÉDICO

Su misión es la de equilibrar nuestras doshas (biotipo corporal). Trata nuestros desequilibrios, tanto mentales como físicos haciendo que nuestras doshas se equilibren y poder así volver al equilibrio físico y mental, volver a tener salid y bienestar.

 

¿Quieres iniciarte en el esta disciplina? Dale al play en este enlace y haz tu primera clase de Yoga virtual con Lucía Liencres.