SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

FILLERS DE ÁCIDO HIALURÓNICO: TODO LO QUE HAS DE SABER

Por Nueva Estética

El ácido hialurónico es, sin ninguna duda, el relleno intradérmico más empleado en medicina estética. Su versatilidad, seguridad y buenos resultados están de sobra contrastados y fuera de toda duda, y los pacientes que se han sometido a algún tratamiento con este filler, para verse más jóvenes o mejorar su aspecto, se cuentan por millones en todo el mundo. Sin embargo, hay cuestiones relacionadas con el AH que suelen suscitar dudas ¿cuánto durarán los resultados? ¿tiene algún efecto secundario? ¿y algún “beneficio secreto”? El Dr. Vladimir Rovira, especialista en cirugía y medicina estética, y director de la clínica barcelonesa que lleva su nombre, nos explica todo lo que hay que saber sobre el rey de los fillers.

 



¿Qué es el Ácido Hialurónico? 
El ácido hialurónico es un componente constituido por carbohidratos complejos, presente en el organismo de manera natural. Se calcula que una persona de estatura media alberga en su cuerpo, unos 15 gr. de este componente, un tercio del cual se degrada y se sintetiza a diario. Los inyectables de ácido hialurónico que se emplean en medicina estética están compuestos de polisacáridos biocompatibles, lo que implica que no provocan reacciones adversas, y son reabsorbibles, es decir, el organismo los va eliminando de manera natural y progresiva. En la perfecta biocompatibilidad de estos fillers de AH encontramos la principal razón de su seguridad, y su versatilidad, ya que se emplean indistintamente, para rellenar arrugas, aportar volumen dérmico, embellecer los labios o modelar rasgos, como pómulos, mentón y nariz, sin tener que pasar por quirófano y con resultados reversibles.

Beneficios Asociados
El ácido hialurónico es un componente extremadamente hidratante, debido a su capacidad única de atraer moléculas de agua. Además, en la zona tratada provoca un estímulo directo sobre los fibroblastos, células encargadas de producir colágeno y elastina. Por este motivo, incluso una vez el filler se ha reabsorbido, la piel queda más firme y tersa, y por esta razón también asocia un efecto rejuvenecedor acumulativo.
Otro beneficio “colateral” y poco conocido es su destacado poder para eliminar radicales libres, lo que hace que ralentice el fotoenvejecimiento.

¿Cuánto tarda en absorberse?
Como ya hemos apuntado, el ácido hialurónico es un producto que el cuerpo va reabsorbiendo de manera natural. Pero, ¿cuánto tarda en completarse este proceso? La respuesta es, depende. Depende, en primer lugar, de la densidad del hialurónico, de tal manera que las fórmulas más fluidas se absorben antes. Por poner un ejemplo, los rellenos en los labios duran algo menos que en los pómulos, porque el filler empleado es de densidad media. En los pómulos, igual que en la mandíbula y en la nariz, se emplean geles de AH de alta densidad, que se depositan en el plano dérmico profundo, donde se busca que reposicionen las estructuras que han perdido volumen y donde, además, es necesario que el relleno soporte bien el peso de los tejidos.
Otro factor que influye en el proceso de absorción es el metabolismo de cada persona. Tanto es así que, en ocasiones, al tratar a pacientes con un metabolismo acelerado, se hace recomendable emplear rellenos algo más densos, una vez valorada su evolución. Éste es uno de los motivos que hace aconsejable ponerse siempre en manos del mismo especialista en medicina estética, para que pueda hacer un seguimiento a medida y ofrecer tratamientos totalmente personalizados.
El Dr. Vladimir Rovira nos explica que al margen de los componentes genéticos y metabólicos de cada persona, la media estimada de duración de los rellenos es la siguiente:

 
Labios 6-10 meses
Ojeras 1 año
Nariz 1-1'5 años
Pómulos 1 año
Mentón 1-1'5 años
Surco nasogeniano 1-1'5 años
Marcación de mandíbula 1 año
Lineas de marioneta 1 año
Código de barras 1-1'5 años
 
¿Asocia efectos secundarios?
Las reacciones más habituales tras las infiltraciones de ácido hialurónico son leves, como una ligera inflamación de la zona tratada, que dura muy poco, o algún hematoma, por haberse roto algún capilar, en zonas muy vascularizadas, como labios y surcos nasogenianos. Si ocurre esto, se recomienda no exponerse al sol, y el morado se reabsorberá de manera natural en pocos días.
En el caso concreto del remodelado labial, justo después de la inyección, pueden notarse pequeños bultos, que no se aprecian a simple vista, y que no son más que pequeñas acumulaciones iniciales de producto, debido al movimiento de la zona, y que desaparecen con un simple masaje
Otros efectos secundarios, que pueden ser calificados de más graves, son muy raros y se solucionan con el protocolo médico adecuado.
 
¿Quedan restos de producto después de su absorción?
No es habitual, pero se han detectado casos en los que tras inyectar AH de densidad alta y culminarse el proceso de reabsorción, queda algún resto del material.