SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

CLAVES DE LA CIRUGÍA ESTÉTICA EN VERANO

Por Nueva Estética
Muchas personas que tienen planeada una intervención de cirugía estética, esperan a las vacaciones para entrar en quirófano, especialmente si la intervención exige un periodo de reposo, cursa con la aparición de hinchazón y hematomas, como blefaroplastia, lifting... o exige llevar vendajes y prendas compresivas, como es el caso de la abdominoplastia y liposucciones. De esta manera, se dispone de privacidad y del tiempo necesario para llevar el postoperatorio con tranquilidad. El Dr. Ángel Juárez, cirujano al frente del Departamento de Cirugía Plástica, Estética y Reparadora del Hospital Universitario La Zarzuela, confirma este dato y nos da las recomendaciones que hay que tener en cuenta, para facilitar la recuperación en estos meses de calor.
 
 
 


 
PRECAUCIÓN CON EL SOL  Los tejidos nuevos en fase de cicatrización presentan un mayor riesgo de quemaduras e hiperpigmentación. Es imprescindible permanecer alejado del sol todo lo posible. En caso de exposición, debe cubrirse la zona operada y aplicar protección solar muy alta.
 
EVITAR BAÑARSE Con cicatrices recientes, mejor mantenerse lejos del mar, ríos y piscinas, para evitar posibles infecciones. En cuanto al aseo personal, siempre ducha. 
 
HUIR DEL CALOR Los vendajes de compresión lo mismo que la ropa para evitar que dé el sol dan mucho calor. Para sobrellevarlo, evitar exponerse a altas temperaturas y permanecer en lugares frescos o refrigerados. 
 
EJERCICIO SUAVE Descartar los entrenamientos duros. En cirugías de pecho y abdomen evitar esfuerzos del tren superior, que comprometan el correcto asentamiento de los tejidos. Se puede realizar actividad aeróbica moderada con el tren inferior: pedalear en bicicleta estática o caminar. En el caso de la liposucción, hay que hacer 48-72 horas de reposo. A partir de ahí, y siempre con la faja, se puede ir incorporando la actividad física suave.
 
VIDA TRANQUILA Tras la intervención, hay que mantener un relativo reposo, tanto por las molestias postcirugía como para favorecer que los tejidos cicatricen correctamente. En un aumento de pecho o una abdominoplastia, el Dr. Ángel Juárez recomienda una semana de reposo, sin hacer movimientos bruscos ni levantar peso. A partir de ahí se puede ir retomando la vida poco a poco, pero sin excesos.
 
MUCHA HIDRATACIÓN La cirugía genera una ligera deshidratación, así que durante el postoperatorio hay que beber abundante agua, y evitar las bebidas alcohólicas.