SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

HILOS TENSORES: NUEVO LIFTING SIN BISTURÍ

Por Nueva Estética
La revolución de los hilos tensores ha entrado en escena, otorgando una nueva dimensión a la medicina estética antiedad. Estratégicamente infiltrados en las estructuras de sostén del rostro, estaos microfilamentos retensan la piel y reposicionan los rasgos. Destacados doctores que ya están aplicando esta técnica pionera nos explican qué tipo de hilos utilizan y cómo realizan estos procedimientos lunch time.


 

Hilos Japoneses
esculpir los rasgos
La definición del óvalo facial y el tensado cutáneo, cualidades que definen un rostro joven, se deben a la firmeza de una serie de estructuras internas, entre las que destacan los ligamentos de retención, ocho “columnas de sujeción” encargadas de fijar los tejidos superficiales a otros más profundos. Con el paso del tiempo, estas estructuras pierden fuerza y empiezan a ceder, produciéndose un descolgamiento que provoca cambios, como aparición de surcos nasogenianos, arrugas de marioneta, doble mentón y pérdida de definición del ángulo mandibular. El Dr. Jaime Tufet aplica un procedimiento de retensado facial, que corrige estas alteraciones a través del refuerzo de los ligamentos de anclaje. Para alcanzar este resultado emplea los Hilos Japoneses, denominados así porque se infiltran siguiendo, más o menos, los puntos reflejos que el shiatsu relaciona con la elasticidad de la piel, y que están compuestos de dos materiales reabsorbibles polidioxanona y ácido poliláctico. Estos filamentos recomponen el entramado se sostén de la piel, a través de la estimulación de los fibroblastos en los tejidos con los que están en contacto. 
 
Mas joven en 30 min. Este tratamiento es rápido, sencillo y nada invasivo. No precisa incisiones, no hay sangrado, ni suturas, ni cicatrices. Tampoco requiere anestesia, aunque en ocasiones puede aplicarse un anestésico local, y el paciente se incorpora a la vida normal de forma inmediata. 
El procedimiento se inicia limpiando la piel y aplicando una loción antiséptica. Seguidamente, se marcan con rotulador dérmico unos trazos que servirán de guía para introducir los hilos. Éstos se insertan en la capa media de la piel empleando agujas súper-finas y creando un entramado en forma de haz. Una vez colocados se pinzan al tejido y se cortan los extremos. 
Concluido el proceso puede aparecer un ligero enrojecimiento o inflamación que desaparecen rápidamente y algún hematoma. Los hilos se reabsorben a los 6 meses y el efecto tensor perdura entre 12-18 meses. Este lifting sin cirugía se recomienda a partir de los 35-40 años, siempre que la flacidez sea entre leve y moderada.
Resultados Los Hilos Japoneses estimulan la formación de fibras de colágeno tipo I y II que son las que tienen más capacidad de reafirmar y devolver la elasticidad a la piel.
 
MicroThreads PDO
hilos de polidioxanoma
Tras seis meses de estudios y numerosos test clínicos, las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto han desarrollado un protocolo propio, que abre las puertas a una nueva dimensión en tratamientos médico-estéticos de retensado cutáneo. El material utilizado en este caso son filamentos de polidioxanoma componente reabsorbible y 100% biocompatible empleado desde hace mucho tiempo en suturas quirúrgicas internas. Estos hilos tienen la particularidad de ser estructuras “flotantes” que no precisan anclajes ni suturas, debido a que la polidioxanoma se sujeta por sí misma a los tejidos en los que se infiltra, integrándose en ellos y fortaleciéndolos. Se trata de hebras extremadamente finas, que se presentan en diferentes diámetros, lo que permite personalizar cada tratamiento, al poder elegir uno u otro atendiendo a diferentes factores, como grado de tensión necesario, zona a tratar y grosor de la piel.
 
Método Netting Este protocolo diseñado por las directoras de la Clínica Mira + Cueto aporta resultados muy satisfactorios, en términos de eficacia, seguridad y naturalidad, ya que para ellas era muy importante sacar el máximo partido de la acción tensora del material, para alcanzar un rejuvenecimiento global y natural de rostro y cuello. Factores como la experiencia del médico, su conocimiento de la anatomía facial y su ojo clínico son una vez más imprescindibles, lo mismo que partir de un estudio detallado de la anatomía de cada paciente. Por eso, la sesión da comienzo trazando con un lápiz una serie de líneas que reproducen los cambios involutivos específicos de las estructuras internas y los desplazamientos del tejido. Este marcaje se realiza zona por zona y constituirá la guía a seguir en la fase de infiltración. Seguidamente se aplica anestesia en crema y se inicia la implantación de los hilos empleando microagujas que conducen los filamentos hasta la hipodermis. Los hilos se depositan de forma entrecruzada en sentido vertical-horizontal, de modo que se va creando un mallado de tensión inversa a la fuerza de la gravedad y que actuará de red de contención. Esta malla refuerza la acción anclaje-sujerción de cada una de las hebras, de modo que se maximiza su potencia tensora y su capacidad para frenar el desplazamiento y caída del tejido en el que se inserta. La polidioxanoma reactiva la producción de neocolágeno de ahí el engrosamiento y tensionado que deriva en el alisamiento del tejido dérmico y al mejora d ela calidad de la piel, sin que sea necesario emplear rellenos. Este efecto se prolonga en el tiempo porque si bien es cierto que el envejecimiento no se detiene, avanza de manera mucho más lenta. El resultado empieza a ser visible transcurrido un mes tras el tratamiento y alcanza su punto álgido a los 3-6 meses. Este nivel óptimo de tensión se  mantiene 12-18 meses, porque aunque la neocolagénesis sigue adelante puede volver a producirse cierto descolgamiento.
El método Netting sólo es aplicable en casos de flacidez leve y moderada. Cuando el descolgamiento es severo, la cirugía es el único recursos para que el resultado sea del todo satisfactorio, puesto que es imprescindible eliminar piel sobrante. 
 
Hilos Spring 

para mayores de 50  
El indiscutible prestigio internacional de la Clínica Planas se debe, entre otras razones, a un equipo médico que se halla a la cabeza en desarrollo y aplicación de técnicas de cirugía y medicina estética. No es extraño, pues, que ya estén aplicando con excelentes resultados un rejuvenecimiento facial con mini-hilos reabsorbibles de polidioxanona, que colocados a nivel subdérmico y anclados al tejido a través de pequeñas espículas producen una lesión tisular mínima, pero suficiente para impulsar la formación de nuevo tejido de soporte. Este tratamiento resulta perfecto en casos de flacidez entre leve y moderada, pero ¿qué ocurre cuando el descolgamiento cutáneo es más acusado o cuando el paciente demanda un efecto asimilable al lifting quirúrgico sin pasar por quirófano? Para estos casos, existe otra modalidad de esta terapia, en la que se emplean los denominados Hilos Spring. 
 
Acción long-lasting En este caso se emplean unos filamentos elásticos de silicona, que se introducen en el tejido celular subcutáneo y capas profundas a través de un procedimiento no invasivo en el que se emplea una aguja muy fina. Normalmente se colocan cuatro hilos que no precisan anclado o punto de sujeción y que quedan sujetos gracias a unas microespinas que actúan como un anzuelo manteniendo la firmeza de la piel. El tratamiento se realiza con anestesia local, dura entre 30 min. y una hora y asocia un periodo de recuperación de 5-15 días, según cada caso. Pueden realizarse correcciones durante la semana posterior el procedimiento.
Los Hilos Spring despiertan sin duda, una nueva primavera en la piel, a través de una reestructuración del contorno facial y cervical, que se mantiene entre 3 y 6 años. Y además... permiten corregir la flacidez en piernas, brazos, abdomen…
 
Hilos Aptos 
en el contorno de ojos
Como sabemos, el contorno de los ojos es la zona del rostro que antes acusa los estragos del paso del tiempo, a través de la aparición de arrugas, bolsas y flacidez. El Dr. José González Vidal, director de las Clínicas Miestetic y especialista en devolver la belleza y juventud a la mirada, presenta un protocolo adaptado a esta frágil área, y basado en la aplicación de Hilos Tensores Aptos de ácido poliláctico, biocompatibles y 100% absorbibles.
Técnica Eye-Lift El procedimiento se realiza en consulta, no dura más de 20 minutos y no conlleva postoperatorio, ya que únicamente se aplica anestesia local. Es una técnica inocua, sin suturas ni heridas, a excepción de los pequeños puntos de punción por lo que se introduce el hilo, con resultados visibles desde el primer día. Este proceso de introducción es mínimamente agresivo con las estructuras internas puesto que se realiza a través de una cánula intradérmica formando una entramado en forma de abanico. Para tensar la piel del párpado superior, se colocan los hilos en la zona de la ceja para elevarla y tensar la piel, con lo que conseguirá una mirada más joven y despejada. Para corregir el exceso de piel y el descolgamiento en el párpado inferior, los filamentos se introducen siguiendo un recorrido que va desde la zona anterior de la oreja, pasando por el surco naso geniano, localizado entre la nariz y la boca, hasta la parte lateral del mentón. En este caso se consigue al mismo tiempo recolocar la zona malar, proyectando y elevando los pómulos.