SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

DIETA DETOX: ALIMENTACIÓN POST-NAVIDAD

Por Nueva Estética
Si los excesos navideños te están pasando factura en forma de algunos kilitos de más, que no cunda el pánico, mantén la calma y resetea tu cuerpo con una dieta desintoxicante.
 


Las Navidades han quedado atrás y ahora toca “hacer bondad”. Es posible que estos días la báscula nos haya dado una sorpresa más bien desagradable, y es muy posible también que nos sintamos hinchados, pesados y con pocas ganas de volver a la rutina. La solución pasa por seguir, durante unos días, una dieta rica el alimentos desintoxicantes, que nos ponga de nuevo en la cresta de la ola.
La alimentación no solo es la primera fuente de producción de toxinas, sino que es la más fácil de mejorar. Una dieta detox no tiene nada que ver con el ayuno ni con una alimentación restrictiva, sino en priorizar los alimentos de acción drenante, que impulsan la eliminación de toxinas, y asociarlos a otros cuya asimilación genere pocos deshechos. Por ejemplo, es preferible decantarse por el pescado que la carne, abandonar el café y sustituirlo por el té, priorizar el consumo de aceite de oliva virgen y convertir fruta, verdura y cereales integrales en los protagonistas de la dieta. Si te decides a seguir un plan detox, no pueden faltar en tu nevera: judías blancas, pasta integral, raya, lenguado, queso fresco, puerros, apio, espárragos, alcachofas, achicoria, calabacín, pepino, fresas, uva, melón, cerezas, limón, piña, ciruelas pasas, pomelo rosa,
ajo, cebolla y kiwi.