SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

DIETA: ¿DE VERDAD EXISTE EL EFECTO REBOTE?

Por Nueva Estética
Lo que llamamos efecto rebote, aplicado a las dieta, no existe. Lo correcto es hablar de inercia metabólica. Hay procesos de inercia de subida de peso y también de bajada. Sigue leyendo para descubrir las verdaderas claves que te ayudarán a no recuperar los kilos después de haber hecho dieta.
 


Lo primero que nos cuenta el Dr. Leo Cerrud, especialista en medicina estética y coach nutricional, es que el archiconocido efecto rebote en realidad no existe, o por lo menos no existe aplicado a la dieta. Este concepto es propio de la farmacología y se refiere a que a veces después de haber tomado un medicamento durante un tiempo prolongado, éste dejar de ofrecer resultados o incluso producir un efecto contrario.
En términos de alimentación lo correcto es hablar de inercia, un condicionante que entra en juego tanto en las subidas como en las bajadas de peso. Pensemos si no en la siguiente situación: nos ponemos a dieta, pero no empezamos a bajar kilos de manera inmediata. Ello se debe a que hay un lapso de tiempo en el que el organismo pone en funcionamiento todos los mecanismos de los que dispone para no utilizar las reservas de grasa almacenada. Con la subida de peso ocurre lo mismo: se abandona la dieta, se introduce en la alimentación, grasas, azúcares, alcohol… y la báscula no se inmuta hasta pasadas unas semanas en que los malos hábitos empiezan a causar estragos. Y atención, si se empieza un régimen en plena inercia de subida de peso, al abandonarlo sin introducir unas buenas pautas de mantenimiento, no solo se recupera lo perdido, sino que se suman los kilos que se hubiesen ido ganando durante la dieta. Y esto nos lleva al verdadero quid de la cuestión: perder peso es relativamente fácil, lo difícil es mantener los resultados. El Dr. Cerrud indica que el plan para mantenerse ha de pautarse de acuerdo al régimen que se haya seguido: proteinado, hipocalórico… y siempre bajo la batuta de un especialista. En cualquier caso existen unos tips que siempre son útiles: 
• Como norma general, apostar por alimentos integrales, no tomar hidratos pasadas las 17 h. y olvidarse del todo del azúcar. Ah, y es bueno tomarse un día libre para comer de todo.
• El peso perdido no se recupera en un día, por eso es bueno pesarse habitualmente para controlar las oscilaciones.
• El ejercicio es fundamental y el tiempo que se le dedica también: si se realiza actividad física 20 min. al día debe hacerse los 7 días de la semana; si se le dedica 30 min. lo rebajaremos a 6 días, 35 min. 5 días, y así sucesivamente.
• El agua es saciante y depurativa. Se deben beber 330-500 ml. 4 veces al día.