SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

COSMÉTICA PRO-ENDORFINAS

Por Nueva Estética

Cierto, la felicidad es una cuestión de actitud, pero tampoco hay que olvidar que este sentimiento de alegría está estrechamente relacionado con unas hormonas muy caprichosas, hablamos de las endorfinas. Sabiendo esto, los cosmetólogos han  ideado fórmulas cosméticas capaces de actuar sobre ellas, cuyo objetivo es despertar una piel más radiante, y en definitiva, más feliz. 


Los expertos en neurocosmética han llevado a cabo un interesante estudio sobre el efecto que producen las endorfinas sobre la piel. A través de los resultados que se desprenden de esta investigación han demostrado que estas hormonas de la felicidad influyen directamente sobre la dermis-epidermis, ayudando a que la aparición de las arrugas se retrase, y así envejecer más lentamente. Igualmente han comprobado que, si bien las células nerviosas son las principales productoras de endorfinas, también las genera la piel.

Como en cosmética todo descubrimiento contra el envejecimiento representa un avance, los expertos se han puesto manos a la obra y han perfeccionado las fórmulas neurocosméticas, un concepto de belleza que se puso de moda hace ya unos años, pero que no ha dejado de ser noticia, por lo que sigue dando mucho que hablar. La cosmética pro-endorfinas, especializada en estimular la producción de beta-endorfinas a nivel cutáneo, es el no va más. Con su uso, la piel, literalmente “encantada”, podrá mostrar sin complejos su alegría, mostrándose más tonificada, tersa y luminosa.

¿Qué son las endorfinas? Son unos péptidos fabricados por la propia célula encargados de promover el sentimiento de alegría y de bienestar. De hecho, estas sustancias son los transmisores químicos de cualquier tipo de placer: degustación gastronómica, sensación de saciedad, satisfacción deportiva... y ahora también se ha comprobado que actúan favorablemente a nivel cutáneo.

¿Cómo se generan? Los neurodermatólogos han demostrado que aunque las células nerviosas son las principales productoras de endorfinas, la piel también las genera. Los queratinocitos, las células de Langerhans, los melanocitos y los fibroblastos son totalmente capaces de fabricarlas. Sin duda, este descubrimiento constituye un auténtico avance sobre la bioingeniería de la piel.

 

La cosmética más alegre

 

La cosmética pro-endorfinas constituye un importante freno a los primeros signos del envejecimiento: arrugas, grano cutáneo más pronunciado, textura menos uniforme, pérdida de luminosidad y elasticidad, etc.

En la epidermis... las endorfinas tienen un efecto inmuno-regulador ya que intervienen sobre las células de Langerhans. Favorecen la proliferación de citoqueratina 16, que contribuye al buen aspecto superficial de la piel.

En la dermis... desempeñan un papel inhibidor sobre las células inmunitarias y favorecen la producción de fibroblastos, responsables de la calidad cutánea a nivel profundo, y desempeñan una importante misión en la lucha contra las primeras arrugas. Asimismo, las endorfinas tienen un gran efecto antiinflamatorio y calmante.

También se ha comprobado que las endorfinas están directamente implicadas en la combustión de las grasas y evitan su acumulación. Esta cualidad intrínseca ha hecho que los expertos en cosmética remodelante estudien qué activos son capaces de estimular su producción, para introducirlos así en las formulaciones anticelulíticas.