SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

CARMEN NAVARRO: CONSEJOS DE EXPERTA PARA PROTEGER LA PIEL DEL FRÍO

Por Nueva Estética
Esta gurú de la estética nos desvela las claves para que la piel salga indemne de las bajas temperaturas invernales. El quid de la cuestión está en intensificar los tratamientos en cabina enfocados a aportar vitalidad y energía a la piel en forma de hidratación, regeneración y oxigenación, y adoptar una rutina de cuidados, encaminados a protegerla y preservarla del frío.
 
La esteticista Carmen Navarro

La esteticista Carmen Navarro

Carmen Navarro señala que durante el invierno, y justo después, la piel necesita cuidados que estimulen la producción de proteínas dérmicas además de un extra de hidratación y protección. Cuando el termómetro coquetea con los 0ºC la circulación sanguínea se ve entorpecida y los capilares se encogen lo que dificulta el aporte de nutrientes al tejido cutáneo. Ello provoca el descenso en los niveles de hidratación y afecta especialmente al contorno de ojos donde la piel es muy fina y donde la pérdida de agua hace que se acentúen arrugas, bolsas y ojeras. Por eso, esta especialista recomienda que la esteticista preste especial atención a esta zona en los tratamientos en cabina. Fuera del centro de estética, también se debe seguir una rutina para resguardar la piel del frío, el viento y la humedad: Carmen nos da sus consejos de experta:
 
• Por la mañana, aplicar cosméticos hidratantes, y si incluyen factores de crecimiento epidérmico, mejor que mejor, porque sus proteínas impulsan los procesos metabólicos y estimulan la regeneración del tejido. La vitamina C también debe incorporarse a la rutina matinal por su acción antioxidante e iluminadora. Ah!! y está prohibido salir a la calle sin protección solar y sin gafas de sol.
• Por la noche, aplicar productos ricos en bioretinol, por su acción exfoliante muy beneficiosa sobre todo en caso de manchas y arrugas.
• El fin de semana es un buen momento para hacer una cura de soja: sus vitaminas y minerales son una fuente esencial de aminoácidos que reafirman la piel.
• Añadir nutricosméticos a la rutina de invierno, y mejor si contienen colágeno y magnesio que aumentan las defensas. 
• La piel se debe cuidar también a través de la dieta y potenciar el consumo de alimentos ricos en antioxidantes que neutralizan la acción nociva de los radicales libres. El té verde es perfecto porque mejora la elasticidad cutánea, inhibe las enzimas que provocan el afinamiento de la dermis (y provocan la aparición de patas de gallo) y es antiinflamatorio (ideal contra las bolsas). También es muy recomendable incrementar el consumo de vitamina C, presente en el kiwi, pimientos, arándanos, tomates, brócoli, piña… Esta vitamina es necesaria para que el organismo produzca colágeno y se reparen los tejidos dañados por el frío. Otro nutriente decisivo para luchar contra el fotoenvejecimiento es el selenio, presente en el hígado, nueces de Brasil, levadura y maris