SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

TRATAMIENTOS PARA LOS DIFERENTES TIPOS DE MANCHAS

Por Nueva Estética
La melanina es un pigmento presente en el interior de los queranocitos, que actúa como protector de su ADN, dispersa la radiación, absorbe todas las longitudes de onda y atrapa los radicales libres. Con el paso de los años, el avance del fotoenvejecimiento y la sobreexposición UV, la piel agota su capital solar y la producción de melanina se altera dando lugar a la aparición de discromías oscuras. Éstas se pueden abordar con éxito, pero antes es imprescindible determinar de qué tipo de hiperpigmentación se trata. Esta clase magistral acerca de cómo deben tratarse los diferentes tipos de manchas cutáneas corre a caro del departamento de dermatología de Instituto Médico Láser
 
 
 


FOTODAÑO GENERALIZADO
Es el más común después de las vacaciones. Afecta a una extensión de piel amplia  y se manifiesta en forma de manchas solares generalizadas. Dado que su tratamiento implica un calentamiento importante de la piel, en instituto Médico Láser se combina una luz pulsada de cuarta generación, que emite pulsos de submilisegundos, con un láser de picosegundos, para manchas y de mayor densidad.
Esta alternativa terapéutica permite tratar discromías oscuras, heterogéneas y con distinto grado de pigmentación con una respuesta óptima por parte de la piel, que recupera su tono y textura original en 2-3 sesiones. 
 
LÉNTIGOS SOLARES E HIPERQUERATOSIS SENILES 
Aparecen en zonas sobreexpuestas con dermis fina, como escote, dorso de manos y antebrazos. La tecnología láser con emisión en picosegundos ofrece excelentes resultados, ya que borra las manchas, respetando la piel circundante en tan sólo 1 o 2 sesiones. El tejido se recupera rápidamente y tanto los léntigos como las hiperqueratosis seniles se desprenden en una semana. 
 
QUERATOSIS SEBORREICAS 
Se reconocen por su textura verrugosa y sobreelevada. Se asientan en la dermis profunda, por lo que se tratan con un láser ablativo de CO2, cuya longitud de onda se adentra en el tejido lo suficiente como para alcanzar el origen de la lesión y eliminarla de forma circunscrita, con gran exactitud. Las queratosis seborreicas se tratan en 1 sesión y  curan en una semana, tiempo necesario para que se desprenda la pequeña costra que se produce. 
 
POIQUILODERMIA DE CIVATTE  Se caracteriza por su piel atrófica con pigmentación oscura, capilares dilatados y textura deteriorada. Los avances fototecnológicos hacen posible que hoy también se puedean tratar en una sesión única, mediante un láser dual Q-Swichted Nd-Yag-KTP, que emite en dos longitudes de onda de manera simultánea y que incide en la profundidad requerida.
 
MELASMA Se trata de una hipermelanosis adquirida, generalmente simétrica, que se distribuye en placas y que responde a una concentración aumentada de melanina. Su aparición está relacionada con una predisposición genética, está supeditada a la actividad hormonal y empeora siempre con la exposición solar. Su abordaje terapéutico se centra en tres acciones: 
1. Exfoliación intensa Mediante un peeling químico médico, que consigue aclarar de manera visible e inmediata las capas superficiales, cargadas de pigmento. Se aplica una fórmula personalizada compuesta de hidroquinona, ácido retinoico y ácido tricloroacético. 
2. Control de la melanina Para inhibir la formación del pigmento se aplica ácido tranxenámico, a través de mesoterapia, e incluso por vía oral, 
3. Despigmentación atérmica complementaria Se realiza mediante una lente difractiva del láser Picosure, que fragmenta el pulso en haces “micro” de alta energía, con la duración ultracorta de los picosegundos.
 
 
VERANO, SOL Y MANCHAS
¿sabías que...? 
• Cada 300 metros de altura sobre el nivel del mar, la atmósfera pierde un 5% de filtro frente a las radiaciones ultravioleta. 
• La hierba refleja el 10% de las radiaciones, el agua el 20%, la arena el 15-20% y una pared encalada, casi el 85%. 
• Hay fármacos como antibióticos, sulfamidas, antihistamínicos, salicilanilidas, psicotropos y anticonceptivos que son fotosensibilizantes y pueden producir reacciones al sol. 
• Incluso los filtros solares resistentes al agua sólo mantienen su eficacia entre 2 y 4 h. según el número de baños o grado de transpiración.