SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

TRATAMIENTO DE LA ROSÁCEA CON LUZ LED AZUL

Por Nueva Estética
La rosácea es una afección que aflora con los cambios de temperatura y que en primavera suele activarse aún más. En muchos casos se confunde con falta de hidratación en la piel y puede camuflar sus síntomas tras otros problemas como los granitos. Por eso es importante definir el problema y llegar al fondo. La rosácea está  relacionada con la red vascular de la piel del rostro. Estas dilataciones venosas, generalmente, se manifiestan con un enrojecimiento persistente, que se hace visible por la aparición de pequeños vasos sanguíneos y protuberancias hinchadas, además de los granitos. Casi siempre se localiza en la zona que rodea la nariz, mejillas y mentón. 
 

Cómo frenarla 
Según la cosmetóloga Araceli Hermelo, esta alteración puede tratarse mediante  fototerapia. El Led de color azul ejerce una acción calmante y antiinflamatoria. Pasados unos días de su aplicación, la piel se siente más aliviada y presenta un aspecto más claro y con menos rojeces. Además, de la fototerapia se aconseja utilizar cosméticos  específicos, porque, a veces, los ingredientes que incorporan dichos productos son los que están desequilibrando la piel. Ha de utilizarse una cosmética formulada con activos suaves, que respeten siempre la naturaleza de la piel, como por ejemplo, extracto de hamamelis, granada, aloe vera ecológico... cuya acción es calmar e hidratar, además de eliminar la suciedad sin alterar el pH cutáneo. Asimismo, esta alteración está  relacionada también con el tipo de dieta que llevamos, por eso hay que evitar algunos alimentos. Para mantener la piel calmada hay que eliminar o disminuir el consumo de alcohol, chocolate, aguacate, lácteos y especias picantes (pimienta negra, curry, clavo …) Además hay que evitar tomar el sol, así como los cambios bruscos de temperatura. 
 

NOTICIAS RELACIONADAS