SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

TIPS DE MAQUILLAJE: UNA PIEL JUGOSA, PARA BRILLAR EN NAVIDAD

Por Nueva Estética
Una tez radiante y luminosa es el blanco de todas las miradas y el complemento perfecto de cualquier look. Conseguirlo es más fácil de lo que crees. Sólo hay que preparar bien la piel, y seguir las pautas que nos da la make-up artist Cristina Lobato. Toma nota, para deslumbrar estas fiestas.
 
 


Para maquillarse cediendo todo el protagonismo a la belleza y luminosidad del cutis, es indispensable preparar bien la piel, con tratamientos que la regeneren, hidraten y nutran.
Antes de aplicar el maquillaje, limpiar bien el rostro y aplicar un tónico que reequilibre el pH cutáneo. A continuación, extender una fórmula específica en el contorno de ojos y un sérum facial que aporte luminosidad. En pieles secas, aplicar un cosmético hidro-nutritivo, y en cutis grasos, optar por una fórmula que hidrate y sea seborreguladora, para controlar los brillos. Realizar las correcciones que sean necesarias, para camuflar granitos, marcas, ojeras...
 
Empieza el maquillaje. Lo primero que hay que hacer es aplicar un iluminador en textura fluida, en la zona alta del pómulo, subiendo hacia la sien, un poco en el arco de la ceja y otro poco en la parte central del labio. Si la piel es grasa, evitar iluminar nariz, frente y labios. En piele secas, se puede aplicar un toque de luz, en la punta de la nariz y en el arco de cupido.
 
Extender una base de maquillaje de cobertura media-baja, para no perder la luz  y la jugosidad ganadas con el iluminador. Si la base es de cobertura muy alta se puede mezclar con un iluminador líquido, siempre que la piel no sea demasiado grasa. Para dar un toque extra de luz, aplicar de nuevo iluminador. Extender los polvos de maquillaje y marcar los contornos del rostro, con polvos de sol o colorete. Y ya está: 
rostro radiante, luminoso, jugoso y natural.