SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

RUTINA COSMÉTICA DE LAS MUJERES ASIÁTICAS

Por Nueva Estética

Las asiáticas son admiradas en todo el mundo por su piel de porcelana, siempre bella y radiante. En Oriente, la belleza se identifica con una piel impecable, por lo que ese cutis de envidia no es producto de la casualidad, sino de una tradición ancestral en el uso de la cosmética. Hoy, las mujeres asiáticas, como tantas otras en todo el mundo, buscan soluciones de belleza prácticas y por eso su rutina incluye pocos productos, siempre eso sí, que cubran varias necesidades, especialmente limpieza, hidratación y luminosidad ¿Quieres conocer más detalles de sus trucos de belleza?

 



 
Doble limpieza Para retirar cualquier tipo de suciedad y residuos de la superficie cutánea, la higiene se aborda en dos pasos. Primero, se emplea una leche, aceite o crema, que elimine las impurezas oleosas, como maquillaje y sebo. A continuación, se aplica una fórmula en gel o espuma, a la que se añade agua, para arrastrar las impurezas acuosas y células muertas. El ritual de limpieza finaliza aplicando agua muy fría en el rostro, para cerrar los poros. 
Exfoliación Las asiáticas saben que este gesto es imprescindible para mantener el cutis sano, por eso suelen exfoliar su piel dos veces por semana. Esta costumbre mantiene la capa córnea siempre libre de células muertas, los poros, limpios y la piel lista para absorber al máximo los activos cosméticos. Algunas, también apuestan por el uso de cepillos de cerdas suaves, para estimular la circulación y mantener el cutis tonificado y luminoso. 
Tonifiar siempre En la rutina de belleza de toda mujer asiática no falta jamás el tónico. Las condiciones son que no contenga alcohol, que preserve el pH natural de la piel y mejor si también suaviza, hidrata y prepara la piel para absorber los ingredientes activos que se aplicarán a continuación. 
Una mascarilla al día Puede sonar excesivo, pero así es: an Asia, las mujeres se aplican una mascarilla cosmética cada día, buscando potenciar diferentes efectos: iluminar, nutrir, detoxificar, exfoliar, hidratar calmar... Los activos más buscados en las mascarillas son vitamina C, baba de caracol y té verde. 
Masajes faciales Para potenciar la eficacia de los cosméticos es importante el modo de aplicación. Las asiáticas los saben perfectamente y aplican sus cremas mediante masajes faciales, que eliminan toxinas, estimulan los sistemas circulatorio y linfático, y hacen que el tejido se desinflame, aumente su firmeza y los rasgos se definan.
Toallas heladas En Asia, es costumbre mojar una toalla en agua helada con hielos y colocarla sobre el cutis limpio, antes de la crema de noche. De este modo, se cierran los poros y se reafirma la piel.
Agua de arroz, ingrediente clave Una receta de belleza milenaria ya señala el agua de arroz como el secreto de la piel de porcelana de las geishas. Este activo es un excelente limpiador, que cierra los poros, controla la producción de grasa, y al mismo tiempo, retrasa la aparición de arrugas y líneas de expresión. 
Alimentación La dieta asiática, muy rica en pescado, té verde, tofu, verduras y frutas, es clave para cuidar la piel desde el interior, y que ésta se muestre radiante de salud.
 
Información: Dai Imperial Cosmetics