SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

QUÉ CUIDADOS FACIALES HAY QUE SEGUIR PARA LUCIR PERFECTA EN UN EVENTO ESPECIAL

Por Nueva Estética

¿Tienes una cita importante? El equipo del centro de belleza Oxigen te desvela los tratamientos ideales para lucir un rostro radiante. Eso sí es importante tener en cuenta cuándo es el evento para programar con antelación los protocolos  de belleza a llevar a cabo. 

 


2 MESES ANTES
Estos son los protocolos de medicina estética que resultan interesantes:
 
Tratamiento de vitaminas A través de la inyección de un cóctel de 58 activos formado por vitaminas, aminoácidos, coenzimas, antioxidantes, minerales y ácido hialurónico de baja densidad lograremos revitalizar desde el interior el tejido celular de la epidermis para que el rostro se muestre más hidratado, jugoso y radiante desde dentro hacia afuera. Los efectos son visibles a los 3 días.
Tratamiento reductor de las líneas de expresión Ideal sobre todo para el tercio superior del rostro, donde se muestran la mayoría de arrugas y líneas de expresión: frente, contorno ocular y entrecejo. Con la ayuda de inyecciones de inhibidores musculares, tras un estudio pormenorizado de la fisionomía facial, en un plazo de una semana se verán difuminadas las arrugas y el rostro se mostrará descansado y lozano. Los efectos son visibles durante 6 meses.
 
1 SEMANA ANTES
Glow Skin C27 Es un completo protocolo facial de 75 minutos de duración que incluye una higienización profunda del rostro seguida por un peeling enzimático y un potente masaje facial remodelante con gua sha de 20 minutos. Al protocolo lo acompaña la acción de cosméticos de efecto hidratante, nutritivo, calmante, antioxidante o energizante.
 
EL DÍA ANTES
Si solo se dispone de 24h, lo mejor es optar por el Peeling PRX-T33 que asegura una luminosidad y jugosidad instantáneas. Este protocolo de medicina estética conjuga un peeling convencional a base de ácido tricloroacético (TCA) al 33% con peróxido de hidrógeno para lograr mayor penetración en la dermis pero sin agredir a la epidermis. Se trata de un protocolo corto, de 30 minutos de duración, apto para casi todo tipo de pieles y no fotosensibilizante, por lo que resulta idóneo y cualquier época del año.