SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

PUESTA A PUNTO FACIAL EN INSTITUTO MÉDICO LÁSER

Por Nueva Estética

 

Los cambios de estación obligan a la piel a adaptarse a nuevas condiciones ambientales, por lo que son periodos complicados, que la desestabilizan. Durante la transición del verano al otoño, el cutis se va desprendiendo del bronceado a la vez que se muestra muestra desvitalizado, seco y sin luz, y pierde capacidad de respuesta frente a la bajada del termómetro. Desde Instituto Médico Láser nos proponen el tratamiento Autum Facial Flash, que a partir de la fusión de dos terapias consigue un intensa revitalización del tejido cutáneo.
 
 
 


Conforme nos adentramos en el otoño, se va completando el proceso de exfoliaión de los queratinocitos pigmentados por el bronceado y afloran arrugas superficiales, la piel aparece tirante, seca y rugosa  y su tono se muestra apagado. El tejido está desvitalizado y por consiguiente pierde capacidad de respuesta frente a los cambios medioambientales. Los especialistas de Instituto Médico Láser han desarrollado el programa Autumn Facial Flash, que a partir de una combinación inteligente de la física y la química, se produce un efecto starter, capaz de poner a trabajar a pleno rendimiento las funciones cutáneas ralentizadas. El tratamiento incluye dos terapias, que se realizan en una misma sesión.
 
 
REVITALIZACIÓN FOTOACÚSTICA Se logra a través del empleo de un láser que entrega la energía en periodos de picosegundos y además lo hace de forma fraccionada y atérmica, gracias a sus lentes fraccionadas difractivas. Esta modalidad ultra-pulsada produce un efecto fotomecánico, que se traduce en la producción de vacuolas intra-epidérmicas. Dichas vacuolas emiten una señal bio-estimuladora, para que las células incrementan la producción de colágeno, elastina y componentes esenciales de la matriz extracelular. 
Este láser tiene un profundo efecto reparador, estimulante y regenerante, que se plasma en una piel lisa, uniforme y luminosa.  Las eventuales lesiones pigmentadas y las finas arrugas se tratan, sin problema, aplicando una concentración mayor de energía.
 
HIDRO-NUTRICIÓN INTENSIVA Mientras el láser se ocupa de la revitalización profunda en la dermis, la mesoterapia facial se encarga de hidratar intensamente la epidermis, con un combinado de vitaminas antioxidantes, ácido hialurónico de baja densidad y silicio orgánico.  Este meso-tratamiento se realiza depositando gotas de este cóctel mediante micro-inyecciones dérmicas. Con ello se logra aumentar la retención de agua en la piel, estimular las funciones antiedad de la dermis, revitalizar el metabolismo cutáneo y la regeneración celular, aumentar la elasticidad y densidad cutáneas y dotar a la piel de más  luminosidad y transparencia. 
 
 
Este tratamiento es ideal para recuperar la piel tras los excesos del verano, pero también para ofrecer la mejor cara antes de un evento importante.
La mejora en la calidad y aspecto de la piel se perciben de manera inmeditata y se mantienen a  medio plazo.