SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

PREVENIR Y CORREGIR LA ELASTOSIS SOLAR

Por Nueva Estética

Este signo de envejecimiento es una causa directa de la exposición solar. En la clínica Mira + Cueto han desarrollado una serie de protocolos médico-estéticos para prevenir sus síntomas más evidentes como son la piel con textura de cuero y con arrugas marcadas y profundas. 

 



ELASTOSIS SOLAR ¿QUÉ ES Y COMO SE PRODUCE? 
La elastosis de la piel, explica la Dra. Mira, está relacionada con cambios estructurales de la dermis (capa por debajo de la más superficial y que está compuesta por fibras de colágeno y elastina, fundamentales como integrantes del tejido de sostén de la piel. Existe una elastosis o flacidez propia de la edad, con atrofia progresiva de la capa elástica de la piel, con coloración poco uniforme y arrugas. Pero la radiación solar, cuando se da de forma crónica, continuada y sin protección, acelera y agrava este proceso y produce daños propios, dando lugar a una degeneración estructural del tejido de sostén de la piel que deriva en un tipo muy concreto de arrugas y descolgamiento muy características de las personas que están siempre morenas, que es lo que se conoce como elastosis solar. La elastosis solar es un proceso procedente de un esfuerzo de restauración dérmica imperfecta: se produce una compactación de la red de colágeno, con disminución de las fibras elásticas. La piel se vuelve espesa, como "cuero" y pierde su flexibilidad. Se producen arrugas así más marcadas en una piel que ha perdido su firmeza y tonicidad. 
 
2 TRATAMIENTOS CONTRA LA ELASTOSIS SOLAR
 
PROTOCOLO PREVENTIVO 
Cosmética personalizada + nutricosmética + Mesoterapia hidratante-reestructurante.
 
Para prevenir su aparición es importante utilizar fotoprotección solar de amplio y suplementar la dieta con betacarotenos (vitamina A) y antioxidantes. Además, la piel tiene que estar lo más hidratada y equilibrada posible y, para ello, es necesario adoptar una rutina cosmética adecuada al tipo de piel prescrita por expertos a través de mediciones de los niveles de hidratación, colágeno etc.
A nivel médico, la mejor fórmula preventiva son las mesoterapias faciales hidratantes + reestructurantes personalizadas, que aportan un extra de hidratación profunda, jugosidad y sostén por su aporte en hialurónicos, además de vitaminas y minerales estructurales. Este tratamiento, realizado 2 veces al año en personas muy expuestas a la radiación o que les gusta mucho estar morenas, aporta elasticidad, jugosidad y luminosidad a la piel, recobrando esas buenas condiciones, necesarias para una correcta respuesta fisiológica al sol, ayudando a retrasar la elastosis. Se recomiendan, de media, de 2 sesiones de mesoterapia al año (cada 6 meses).
 
 
PROTOCOLO REGENERANTE Y RECUPERADOR
Fototerapia y Ácido Hialurónico
 
Cuando la piel necesita ser recuperada y/o mejorar visualmente los síntomas de compactación de fibras y el descolgamiento propios de la elastosis solar, lo más importante es realizar un diagnóstico minucioso de su estado, analizando la estructura de colágeno, elasticidad, hidratación,  vascularización y sebo, entre otros. Estas mediciones permiten ver, de manera objetiva, cuál es el grado real de elastosis.
 
Ante evidencia de elastosis hay varios ‘frentes’ que tratar. Para uniformizar el tono, tratar las manchas, estimular la producción de colágeno, en definitiva. Fotorejuvenecer esa piel con textura de cuero más o menos pronunciada, se seleccionan IPL (Luz Pulsada Intensa) o FOTOTERAPIAS CON LÁSER SEMI-ABLATIVO FRACCIONADO para zonas más afectadas. Aparte de regenerar el tejido de sostén dérmico y la capa más superficial de la piel, habrá que valorar la necesidad de reponer desde el interior. Así, según el grado de elastosis, se optará por la INFILTRACIÓN DE HIALURONICOS MÁS O MENOS RETICULADOS. Estos tratamientos aportan a la piel jugosidad y aumentan su grosor, reestructurando en parte las fibras de colágeno y elastina así como toda la matriz extracelular de la dermis, de tal forma que la piel recupera así su textura.