SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

NUTRICOSMÉTICA

Por Nueva Estética

Alimentar la belleza de la piel desde el interior... este podría ser perfectamente el eslogan de la nutricosmética... pero sin duda estos famosos complementos alimenticios van mucho más allá. Ni que decir tiene que sus múltiples propiedades han hecho que los nutricosméticos se conviertan en fieles aliados de los tratamientos cosméticos. Hoy, estas cápsulas de belleza se han convertido en todo un clásico y son muchas las personas que los han incorporado a su rutina de cuidados habitual. ¿Sus beneficios? Muchos, todo depende de la formulación que contengan y el tipo de problema que se quiera tratar: aumentar la hidratación de la piel, prolongar la juventud, potenciar el bronceado, combatir la celulitis, ayudar a adelgazar... su versatilidad es inmensa y su efectividad también. 

 



Desde dentro hacia fuera…
Los nutricosméticos activan los mecanismos celulares cutáneos, corrigiendo, reforzando y mejorando sus defensas biológicas. Se dice que actúan desde el interior, porque al ser ingeridos, sus activos llegan por medio del flujo sanguíneo a la piel, alcanzando todas las capas cutáneas, y desplegando todos sus beneficios allí donde se les precisa. Es más, tienen también excelentes efectos sobre el cabello y las uñas. Y aunque están fabricadas en laboratorio, sus ingredientes son 100% naturales y totalmente bioasimilables por el organismo. Entre ellos encontramos vitaminas, ácidos grasos esenciales, antioxidantes, aminoácidos, fibras, extractos vegetales… Eso sí, hay que tener en cuenta que este tipo de comprimidos no deben tomarse nunca como sustitutos de ningún alimento o comida, pues aunque incluyen vitaminas y elementos nutritivos, tienen simplemente una misión complementaria, por lo que es imprescindible seguir llevando una dieta variada y equilibrada. 
 
Ser constantes es vital…
El tiempo necesario para obtener buenos resultados varía en función del producto y la problemática a tratar, aunque la media oscila entre 15 días y 3 meses después de su utilización. Por ejemplo, en el caso de los nutricosméticos de acción bronceadora, su efecto es plenamente activo al cabo de las 4 semanas de tratamiento, por eso, se recomienda tomarlos un mes antes de las primeras exposiciones al sol. Una pauta nutracéutica antienvejecimiento debe basarse en la perseverancia, en un factor de seguimiento. Por ejemplo, se puede espaciar la toma a 15 días cada mes, pero todos los meses, o durante 3 meses seguidos, y luego un mes sí y otro no. Es muy importante insistir en la necesidad de ser constantes, ya que éste es un factor clave de su efectividad. 
 
Antioxidantes, los mejores aliados
Los antioxidantes son el principal pilar de la juventud.La tríada mágica de los antioxidantes son la vitamina A, E y C, pues constituyen un refuerzo fundamental. Después encontramos otros de gran importancia, como son los polifenoles, que pueden extraerse de distintos alimentos, por ejemplo: arándanos, frutos rojos, hollejos de uva, pepita de uva… Entre ellos, hay que destacar el gran poder del resveratrol, que actualmente está tomando un protagonismo especial, aunque sus cualidades se conocían desde hace años.
 
Lee el artículo completo en la edición de MARZO  de NUEVA ESTÉTICA. Si no estás suscrita, hazlo AQUÍ.
 

NOTICIAS RELACIONADAS