SUSCRÍBETE

7 Revistas 2 Suplementos    

%title

NUTRACÉUTICA CON COLÁGENO Y ANTIOXIDANTES

Por Nueva Estética

Ni que decir tiene que entre las sustancias determinantes para la salud y juventud de la piel, el colágeno y los antioxidantes conforman uno de los támdems más significativos. Es más, cuando las reservas cutáneas de antioxidantes naturales decrecen o cuando la calidad del colágeno se deteriora, el cutis pierde gran parte de su vitalidad y esplendor. A través de la nutracéutica es posible volver a restablecer estos déficits, aportando a la piel un plus de belleza. Dr. Ángel Durántez. Especialista en Age Management Mediciney Dir. Técnico de Longevitas Labs.

 



Empecemos por el principio: ¿Qué es un nutracéutico? Los nutracéuticos son aquellos productos de origen natural con propiedades en sus ingredientes activos, que son beneficioso para la salud y tienen capacidad preventiva y/o terapéutica. Se recomienda especialmente su toma a partir de los 30-35 años, que es cuando nuestro organismo necesita una ayuda extra, debido a que comienza el proceso de envejecimiento. Los suplementos adicionan valores que, a veces, olvidamos incluir en la ingesta nutricional cotidiana. Por ello, es importante utilizar complementos alimenticios, sobre todo en ciertas situaciones que nos exigen un alto rendimiento. Cuando esto sucede es necesario aportar estos nutrientes para compensar el desgaste que sufrimos. Pero también como prevención, en estos casos, los suplementos pueden ayudarnos a darnos ese plus de energía y focalización que necesitamos para estar al 100%. 

 

Ideales para aumentar las reservas de colágeno. Nuestra alimentación diaria no es rica en colágeno, ya que éste se encuentra en alimentos específicos como los caldos naturales de carne y pescado, manitas de cerdo, huevos y postres de gelatina animal, que tienen un alto contenido en grasas o azúcares, y por tanto, no los consumimos a menudo. Sin contar que, el colágeno está formado por moléculas grandes y complejas, de difícil absorción por el aparato digestivo y la piel. De hecho, el colágeno que se absorbe a través de la alimentación es menos de un 1%. La mejor opción es obtenerlo a través de suplementos, y actuará aún mejor si su fórmula incluye, además de un colágeno de alta biodisponibilidad, los aminoácidos que lo componen por separado, ya que refuerzan el impacto y la absorción. A ello hay que sumar nutrientes y extractos específicos que colaboran activamente en su absorción y uso del mismo.

 

Nutracéuticos con valor antioxidante Hay que tener en cuenta que no todos los antioxidantes son iguales. Dentro de este complejo universo, existe una diferenciación clara, no sólo por sus virtudes, sino por el origen. Encontramos los antioxidantes endógenos, que son aquellos que genera nuestro propio organismo, que cuando pasa el tiempo se ve bombardeado por una alimentación inadecuada, micronutrientes insuficientes o desequilibrios alimenticios; exceso de contaminantes, abuso de sol y de deporte, fármacos o incluso el estrés diario, lo que hace que sus reservas se vayan mermando: vitaminas, minerales, coenzima Q10, omega3, omega6, aminoácidos, etc. Por otro lado, existen los antioxidantes exógenos, que son aquéllos que no son generados por el organismo y nos llegan de fuentes externas, fundamentalmente a través de la naturaleza: vegetales y frutas.

 

En este sentido, es muy importante conseguir un aporte óptimo, tanto de antioxidantes exógenos como endógenos, y los nutracéticos son una buena opción para solventar estas carencias. Entre los principios activos que se incorporan en este tipo de suplementos está el ubiquinol, un antioxidante endógeno altamente eficaz y que está presente en todas nuestras células. Hablamos de un potente antioxidante formulado específicamente para contribuir a que el organismo disponga de antioxidantes biosimilares a los que el propio cuerpo genera. El ubiquinol es la forma de coencima Q10 que mejor asimila el organismo, y es fundamental para la producción de energía. Otra opción muy efectiva es la asociación de fórmulas nutracéuticas ricas en antioxidantes asociadas a prebióticos y fibra, que incluyen Garcinina mangostana y Lycium barbarum, con un alto porcentaje en betacarotenos, xantonas, polisacáridos y vitaminas B, C y E. pues actúan de manera muy beneficiosa en la salud de la piel.

 
Lee el artículo completo en la edición de Noviembre-Diciembre de NUEVA ESTÉTICA.
Si no estás suscrita, hazlo AQUÍ.

 

 

NOTICIAS RELACIONADAS