SUSCRÍBETE

7 Revistas 2 Suplementos    

%title

MESOESTETIC® LANZA SKINRETIN®

Por Nueva Estética

mesoestetic® lanza skinretin® 0,3%, una nueva crema antiedad con retinol altamente eficaz y con una elevada tolerancia dérmica. Se trata de una solución intensiva y regeneradora para tratar de forma global todos los signos del envejecimiento. Una crema de uso domiciliario, avalada con estudios clínicos e in vitro, que combina un 0,3% de retinol puro y un 0,7% de bakuchiol en su fórmula.

 

 


Arantza Azparren, Responsable de Formación de mesoestetic®

Arantza Azparren, Responsable de Formación de mesoestetic®
skinretin® 0,3% es un tratamiento antiedad de noche que tiene todo lo que pediríamos a un cosmético para usar en casa: trata el envejecimiento de cualquier grado (manchas, falta de luminosidad, arrugas dinámicas y líneas de expresión y, pérdida de densidad y elasticidad en la piel), su fórmula y textura es apta para todos los tipos de piel y tiene una alta tolerancia dérmica entre otros. Su fórmula combina el retinol puro (0,3%) con el bakuchiol (0,7%). Los efectos del retinol se ven potenciados en combinación con el bakuchiol, un activo natural de origen vegetal que se ha instalado como una alternativa al retinol, pues tiene beneficios muy similares con la ventaja de ser idóneo para pieles sensibles que puedan presentar irritación y poca tolerancia a los retinoides. La fórmula se ve completada con otros activos, como un complejo postbiótico (que revitaliza la piel, equilibra y protege la microbiota cutánea), la centella asiática (que tiene un efecto reparador) y la ectoína (que refuerza la función barrera). Con esta composición, skinretin® 0,3% logra frenar los signos de la edad de una forma eficaz en todo tipo de pieles. 
 
SOBRE EL RETINOL
 
Arantza Azparren, Responsable de Formación de mesoestetic®, nos revela todo lo que hay que saber sobre el retinol. 
 
El retinol es un derivado de la vitamina A cuya fórmula lleva mejorándose durante años. Antes, debido a la inestabilidad de su fórmula, el retinol podía generar problemas de irritabilidad en cierto tipo de pieles. Gracias a las nuevas tecnologías de formulación y de producción se han conseguido resolver estas problemáticas del pasado y, el retinol, se ha convertido en uno de los activos predilectos para combatir el envejecimiento.
 
¿Cómo actúa en la piel? 
 
1. La piel envejecida produce menos colágeno, lo que resulta en la aparición de líneas de expresión, arrugas, y surcos. El retinol penetra en las capas profundas de la piel, gracias a su ligero peso molecular, estimulando la producción de colágeno y elastina, lo que favorece el engrosamiento epidérmico. 
2. Asimismo, beneficia el proceso de renovación celular del estrato corneo (la capa más superficial de la piel) consiguiendo una piel más suave y luminosa. La retinización regula el proceso de queratinización y suaviza la tez de forma progresiva.
3. Disminuye la actividad de los melanocitos, que son las células que producen melanina y las posibles manchas en la piel.
4. Tiene poder antioxidante.
5. Regula la producción de sebo en pieles grasas para combatir la aparición del acné y reducir la apariencia de los poros abiertos. 
 
Cómo aplicarlo
 
El retinol es un activo muy potente y, por ello, hay que emplearlo de la forma adecuada:
 
1. Si nunca has usado retinol, incorpóralo en tu rutina facial en días alternos durante las primeras semanas. El retinol  puede provocar irritación si comienza a usarse sin que la piel haya pasado por un proceso de retinización o, si su fórmula es demasiado fuerte para nosotros. En el caso de que empecemos a usar retinol, recomendamos una fórmula de bajo porcentaje (de 0,1% a 0,3%) y aplicar una pequeña cantidad (como, por ejemplo, del tamaño de un guisante) una o dos veces por semana. Y, a partir de aquí, ir aumentando gradualmente la dosis para dejar que la piel se vaya adaptando hasta aplicarlo cada noche. Una vez la piel haya conseguido tolerar el producto con el que nos iniciamos, valoraremos la opción de maximizar los resultados optando por un mayor porcentaje.
2. Presta atención a los posibles efectos secundarios. Durante el proceso de retinización de la piel, pueden aparecer algunos efectos secundarios (como irritación leve, sequedad o descamación) que son bastante normales. Durante este periodo de adaptación debemos observar la reacción de nuestra piel y detectar si padecemos efectos de enrojecimiento leve o descamación. Las personas con pieles finas y sensibles deben ser especialmente cautelosas con el uso de retinol y, según el caso, utilizar otros retinoides más suaves. 
3. El momento de aplicación es por la noche.
4. Aplica protector solar cada día. Este debe ser de amplio espectro y con SPF +50. El retinol hace que la piel sea particularmente vulnerable a los rayos, por lo que  llevar protección solar de factor alto es esencial para evitar daños  en la piel. 
5. Es mejor evitar empezar a utilizarlo en las épocas o momentos del año que impliquen mucha exposición directa al sol.
6. Se puede usar una crema hidratante simple antes o después de usar el producto con retinol, para prevenir la irritación y mantener la hidratación de la piel. Por la mañana, aporta luminosidad a tu piel con productos con vitamina C, como brightening cream o brightening concentrate, y protégela del fotoenvejecimiento con un fotoprotector hidratante con SPF50+ como mesoprotech® light water antiaging veil.
 
Qué activos evitar cuando usamos retinol
 
Vitamina C Si combinamos el retinol con la vitamina C estaremos disminuyendo la efectividad de ambos productos. Esto se debe a una discrepancia entre los pH en los que suelen estar formulados estos activos: la vitamina C se acostumbra a formular en pH ácidos (3-3,5) para aumentar al máximo su capacidad de penetración en la piel; sin embargo, el retinol funciona mejor a pH más neutro (alrededor de 5). Lo recomendado sería aplicar la vitamina C por la mañana y retinol por la noche. 
AHA (alfa-hidroxiacidos) Tanto los AHA como el retinol actúan como exfoliantes. Si los juntamos, estaríamos “sobre-exfoliando” y podríamos causar una irritación notable. En caso de querer usar ambos activos se sugiere hacerlo a noches alternas (ya que ambos deben aplicarse por la noche). Algunos de los más conocidos son el ácido glicólico, ácido láctico y ácido mandélico.
BHA (beta-hidroxiácidos) Los BHA son seborreguladores, y un ejemplo sería el ácido salicílico, utilizado en multitud de productos antiacné. Este tipo de activos pueden producir sequedad excesiva si los mezclamos con el retinol. Se pueden aplicar a noches alternas o, dejar los BHA para las mañanas, sin olvidar la protección solar.
 
 
 

RECIBIR MÁS INFORMACIÓN

Rellene este formulario para recibir más información sobre este producto sin compromiso.

NOTICIAS RELACIONADAS