SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

%title

MEDICINA ESTÉTICA NUEVAS TÉCNICAS CON PERSONALIDAD PROPIA

Por Nueva Estética
Cuatro doctoras, especialistas en medicina estética: Natalia Ribé, Irene Cruz, Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto nos descubren las nuevas tendencias para rejuvenecer la piel y restablecer su salud y equilibrio. Estas técnicas nacen de su absoluto dominio de la práctica y del desafío personal que las lleva a superarse día a día para maximizar los resultados en cada tratamiento. En la edición de noviembre de NUEVA ESTÉTICA te describimos estos tratamientos con todo detalle... aquí un pequeño avance. 
 


TÉCNICA AMARNA: REJUVENECIMIENTO DEL CUELLO
Los tratamientos médicos encaminadas a devolver el aspecto joven a esta zona especialmente delicada exigen cuidado y precisión y un conocimiento anatómico pormenorizado. La Dra. Natalia Ribé cumple con creces estos requisitos y los pone al servicio de una terapia dúo-dinámica, bautizada con el nombre de Amarna, que actúa directamente sobre la laxitud y la calidad de la piel en esta zona. Esta acción se debe al empleo de dos fórmulas de ácido hialurónico que se inyectan siguiendo diferentes técnicas.
 
PROGRAMA MULTIDIMENSIONAL CONTRA LAS MANCHAS
Desde la Unidad de Medicina Estética de Instituto de Benito, la Dra. Irene Cruz presenta un innovador protocolo de acción intensiva contra las manchas cutáneas, basado en la acción superdotada del ácido tranexámico. Esta sustancia desempeña una doble acción sobre la base vascular e inflamatoria de las manchas y actúa sobre los queratinocitos inhibiendo la liberación de factores estimulantes del melanocito, de ahí su eficacia en el tratamiento de los trastornos pigmentarios, incluso el melasma.
 
TERAPIAS BÓTOX PLUS
Partiendo de un exhaustivo análisis de las últimas investigaciones publicadas y con la evidencia que aporta la práctica diaria, las Dras. Mar Mira y Sofía Ruiz del Cueto llevan el uso de la toxina botulínica a una nueva dimensión, y laemplean para tratar el acné,  rosácea, queloides, foliculitis  y para rejuvenecer el rostro y asociar un efecto buena cara acumulativo. En todos los casos la toxina se aplica más o menos diluida y se inyecta a un nivel más superficial de lo que se hace, por ejemplo, para evitar la formación de arrugas dinámicas.