SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

MEDICAMENTOS FOTOSENSIBLES Y FOTOSENSIBILIZANTES. NO ES LO MISMO

Por Nueva Estética
Hemos oído muchas veces que ciertos medicamentos pueden provocar reacciones con el sol, pero existe bastante desconocimiento sobre esta cuestión. Primero, porque no tenemos demasiada idea de cuáles son estos fármacos, y segundo porque mientras unos pueden provocar una reacción fotosensibilizante, otros son fotosensibles, dos cualidades que no tienen nada que ver la una con la otra.
 
 
 
 
 
 


 
 
Amanda Dutruc, farmacéutica de DosFarma, nos aclara todas estas cuestiones y alerta sobre la necesidad de extremar las precauciones en verano, cuando la radiación solar es más fuerte.
Adentrándonos en el tema, empezaremos apuntando que ciertos medicamentos pueden ver alteradas sus propiedades físico-químicas por el efecto de las radiaciones ultravioleta, haciendo que pierdan eficacia. Cuando la reacción es ésta hablamos de medicamentos fotosensibles. Los laboratorios farmacéuticos solventan esta eventualidad protegiéndolos en envases opacos que los aíslan de la luz. En el prospecto también se indica que el producto no debe exponerse a la luz del sol. 
Otro tipo de interacción es la fotosensibilización. Los medicamentos fotosensibilizantes son los que pueden hacer que aparezcan alteraciones en la piel por culpa del sol. Esta característica se indica en el envase con un símbolo que representa un triángulo con una nube y un sol en su interior. Estos fármacos asocian dos tipos de reacción: fototóxica y fotoalérgica. La fototoxicidad, la más habitual (95%) se manifiesta a través de la aparición en la piel de una reacción similar a una quemadura solar. Cursa con ardor, urticaria e incluso ampollas, y es más o menos intensa en función de la dosis del medicamento.

La reacción fotoalérgica es mucho menos frecuente, ya que sólo se da en personas  con predisposición previa. Aparece de forma retardada, más de 24 horas después de la exposición a la luz, y se manifiesta a través de una reacción similar a una dermatitis de contacto, como una erupción o un eccema, que se hincha y pica. No sólo aparece en las zonas fotoexpuestas, sino que puede extenderse a otras áreas del cuerpo.
Existen más de 300 fármacos fotosensibilizantes, incluidos en categorías muy diversas: antiinflamatorios no esteroides, anticonceptivos orales, antibióticos, antihistamínicos, antidepresivos, cardiovasculares... La clave para evitar cualquier tipo de reacción adversa está en la prevención, que pasa por seguir las siguientes recomendaciones:
 

CONSULTAR CON EL MÉDICO O FARMACÉUTICO
Dado que son muchos los medicamentos que pueden provocar algún tipo de reacción cutánea por la exposición solar se debería consultar siempre este tema con el médico o con el farmacéutico. 
PROTECCIÓN SOLAR
En cualquier época del año, y sin excusa ninguna si se está tomando algún fármaco fotosensibilizante. Aplicar la protección incluso en días nublados. En verano, tener en cuenta que el sudor, el roce de la ropa o el agua le restan eficacia, por lo que hay que repetir la aplicación cada 2 horas.
 

EXTREMAR LAS PRECAUCIONES
En verano, la radiación solar alcanza su pico entre las 12 y las 17 horas. Es recomendable no exponerse al sol durante esa franja horaria, y si se hace llevar ropa oscura que cubra piernas y brazos, sombrero o gorra y gafas de sol.
 

EL MEDICAMENTO, MEJOR POR LA NOCHE
Si es de una sola toma y el médico o el farmacéutico dan el visto bueno, tomar el medicamento por la noche. De esta forma, la presencia del compuesto en el cuerpo habrá disminuido durante las horas de sol del día siguiente.

 
MÁS ANTIOXIDANTES
Algunas reacciones fotosensibilizantes derivan de la formación de radicales libres, por eso es útil incrementar la ingesta de antioxidantes, bien a través de suplementos ricos en vitaminas A, C y E y bioflavonoides o de la alimentación. Algunos de los alimentos más ricos en antioxidantes son los frutos rojos, alcachofa, espinacas y zanahoria.

VIGILAR LA PIEL
Si se observa algún síntoma que alerte de una posible quemadura solar, hay que consultar al médico para que valore retirar el medicamento.