SUSCRÍBETE

7 Revistas 2 Suplementos    

%title

MASAJE DE YOGA AYURVÉDICO

Por Nueva Estética

El masaje yoga ayurvédico (AYM) brinda al organismo un sinfín de beneficios a nivel físico, psicológico y energético. Entre otros, actúa sobre el sistema nervioso central, para combatir el estrés; mejora la flexibilidad de los tejidos; permite realinear la estructura corporal; favorece la eliminación de toxinas; estimula la liberación de endorfinas, haciéndonos sentir mejor. Todas estas virtudes y muchas más han convertido a esta técnica holística de origen hindú en una terapia de gran aceptación en occidente. Inés Aparicio. Terapeuta de Ayurvedic Yoga.

 

 



Las bases del masaje 
 
Según el Ayurveda, cuando el organismo se desequilibra, la energía de la persona se debilita, lo que da paso a posibles tensiones o la aparición de dolor. Gracias al trabajo corporal completo que se ejerce con el AYM, el cual se centra en la estimulación de los órganos, el cuerpo de manera global, las articulaciones y los músculos, se vuelve a reestablecer el equilibrio. De manera que aunque el dolor del cliente solo se localice en una parte del cuerpo, como por ejemplo, la espalda, el terapeuta de AYM no solo debe centrarse en trabajar la espalda sino del cuerpo en su totalidad. Durante la sesión de masaje, se emplea un aceite puro, que puede ser bien de sésamo, maní, girasol, almendras u oliva. Asimismo, se utiliza un polvo específico llamado 'Vaikhand', que en inglés se le conoce como 'Calamus'. Se trata de una raíz que consigue activar la circulación sanguínea, elimina las toxinas del cuerpo, y es antiséptico. 
 
Lee el artículo completo en la edición de Noviembre-Diciembre de NUEVA ESTÉTICA.
Si no estás suscrita, hazlo AQUÍ.
 

NOTICIAS RELACIONADAS