SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

LA PIEL TRAS LA MASCARILLA. ESTO ES LO QUE NECESITA

Por Nueva Estética

Con el fin de la mascarilla en espacios al aire libre, queda de nuevo expuesta la piel de todo el rostro. Estos son los tratamientos que necesita para recuperar la vitalidad, la hidratación, eliminar imperfecciones, y conseguir unos labios más sensuales, según las doctoras Conchita Pinilla y Mar Lázaro.

 


Todo este tiempo con la mitad de la cara tapada por la mascarilla ha ocasionado algunos problemas cutáneos: acné, irritaciones, deshidratación, falta de luminosidad, etc. Además, el envejecimiento ha seguido su curso y esto ha hecho que nos sorprendan más algunas arrugas, sobre todo en personas que tenían que llevarla muchas horas, como las del código de barras”. Estos son los tratamientos para poner a punto la piel que estaba oculta por la mascarilla:
 
Limpieza profunda+hidratación. Hydrafacial es un tratamiento no invasivo que elimina las células muertas mediante una exfoliación suave y profunda con aminoácidos y extrae impurezas a la vez que nutre e hidrata la piel con cosmética avanzada rica en activos regeneradores y revitalizantes.
 
Tratamiento para el código de barras. Las finas arruguitas verticales de encima del labio superior, que con los años se marcan por la gesticulación, el tabaco y la radiación solar, se tratan con ácido hialurónico aplicado en cada una de ellas, de manera que toda la zona queda unificada y natural.
 
Asegurar la calidad de la piel con vitaminas, mesoterapia con ácido hialurónico e IPL. La piel, por culpa de la tela, ha quedado desvitalizada, deshidratada, incluso puede haber aparecido lo que se denomina “maskné”, acompañado de marcas e imperfecciones. En este caso, los tratamientos más oportunos son la mesoterapia con vitaminas (C, E, A), minerales y oligoelementos para aportar un extra de luz, y si lo que hace falta es hidratación, con ácido hialurónico no reticulado, que aplicado de manera superficial añade jugosidad (en ningún caso rellena). Cuando el cutis necesita unificarse, eliminar pequeñas manchas y cerrar los poros, la luz pulsada intensa (IPL), que transforma el calor en energía se convierte en el mejor procedimiento, y aunque sea verano, siempre que nos pongamos una fotoprotección alta (50+), sombrero y gafas, en escasos días se puede volver a hacer vida normal.
 
Tratar la flacidez con ultrasonidos. Al quitarnos la mascarilla, el descolgamiento se percibe especialmente en el tercio inferior del rostro. Los ultrasonidos focalizados de alta intensidad crean nuevo colágeno de forma mínimamente invasiva reafirmando profundamente la piel y con un resultado totalmente natural.
 
Redefinir el mentón y el óvalo facial. Para la Dra. Pinilla, el procedimiento capaz de redefinir el óvalo facial sin cirugía y con buenos resultados es Volux. Se trata de un ácido hialurónico más elástico que otros (he aquí su gran ventaja, ya que consigue más soporte) formulado específicamente para restaurar y crear volumen en mentón y mandíbula a partir de los 30-35 años. Se infiltra mediante cánula o aguja y se inyecta en 1-2 sesiones. Duración de resultados 18 meses aproximadamente.
 
Conseguir unos labios 10. Se puede optar por un aumento de labios, pero muy natural,  es el aumento, utilizabdo Ácido Hialurónico. A partir de los 40, otra opción muy aconsejable es el rejuvenecimiento labial, un tratamiento que consiste en recuperar el volumen perdido por el paso de los años; o la hidratación, que aporta suavidad, buen tono y algo de turgencia a esta zona que ha estado escondida tras la mascarilla tanto tiempo. 
 

NOTICIAS RELACIONADAS