SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

LA MEDICINA ESTÉTICA MEJORA EL ESTADO EMOCIONAL

Por Nueva Estética

 

Un estudio publicado en la revista científica Aesthetic Surgery Journal concluye que los tratamientos full-face pueden mejorar el bienestar psicológico y la confianza social de los pacientes. En esta investigación se recalca que existe una tendencia creciente a reconocer que los beneficios de los tratamientos estéticos se extienden más allá de la apariencia física y a subraya la importancia de estudiar los aspectos psicosociales asociados a los mismos. Paralelamente, ALLERGAN AESTHETICS lanza la campaña The Power Of Confident Movement, que invita a reflexionar sobre la importancia de apostar por una sociedad que deje atrás los prejuicios respecto a los demás y promueva un canon de belleza libre y alejado de estereotipos. 

 

 


¿De qué manera repercute la imagen física en nuestro bienestar emocional? ¿Cómo influye la confianza que tenemos en nosotros mismos en nuestro desarrollo personal y social? ¿Cómo nos afecta vernos mayores de lo que realmente somos? Todas estas preguntas han sido analizadas en un estudio científico impulsado por el Departamento de Dermatología de la Universidad de California, en el que se analiza el papel que juega la medicina estética en estas percepciones y cómo esta especialidad puede contribuir a mejorar el estado emocional de los pacientes.
 
La investigación, Multimodal Facial Aesthetic Treatment on the Appearance of Aging, Social Confidence, and Psychological Wellbeing: HARMONY Study, publicada en 2021 en la revista científica Aesthetic Surgery Journal, e impulsada por el Dr. Joel L. Cohen, demuestra que, efectivamente, la medicina estética tiene el potencial de mejorar el sentimiento general de bienestar. En concreto, según el citado estudio, los pacientes aseguran haber visto aumentado tanto su bienestar psicológico (que pasa de 62.8 a 82.7, sobre una escala de 100), como su confianza social, (la puntuación mejora, en este caso, de un 62.7 a un 80.9).
Otra de las conclusiones principales que arroja este estudio es que la percepción que tenían los pacientes sobre su edad mejoró a los 4 meses de someterse a un tratamiento médico estético facial. Un 75% aseguró verse más joven frente al espejo, concretamente 6,3 años por debajo de su edad biológica. 
 
Pero, ¿qué importancia real tiene nuestro aspecto y cómo nos vemos, en nuestro bienestar y equilibrio psicológico? La propia investigación lo analiza y asegura que una disparidad entre la edad que las personas pueden sentir internamente y la edad que ven reflejada en el espejo puede ser una fuente de tensión e insatisfacción que aumenta con el tiempo.
Estudiar los aspectos psicosociales de los tratamientos médico-estéticos es fundamental y facilita que, tanto los profesionales, como los pacientes, evalúen el beneficio completo del tratamiento al que se van a someter, sostiene la Dra. Consuelo Barroso, especialista en medicina estética y cirugía plástica. Además, en los últimos años se ha reconocido y demostrado que los beneficios de someterse a un tratamiento de este tipo se extienden más allá de la apariencia física y repercute positivamente en otros planos psicosociales. Es importante continuar profundizando a nivel científico en este ámbito, para conocer el gran potencial que la medicina estética juega y puede seguir jugando en el bienestar emocional de las personas, añade la experta.
 
 
4 de cada 10 españoles se ha realizado algún tratamiento médico-estético Esta realidad se refleja en la demanda de tratamientos médico-estéticos poco invasivos, que desde el año 2016 ha aumentado en un 5,4% en nuestro país, tal y como señala el Estudio Socioeconómico y de Penetración del Sector de la Medicina Estética en España, realizado por la Sociedad Española de Medicina Estética (SEME). Actualmente, un 35,9% de la población es usuaria de esta especialidad médica, concretamente 4 de cada 10 españoles mayores de 26 años. Los tratamientos más demandados siguen siendo los faciales (56,7%), aunque los corporales les siguen de cerca. De hecho, un 20% de la población afirma recurrir tanto a la medicina estética facial como corporal. En cuanto al perfil del usuario, el femenino sigue predominando, pero los últimos años han demostrado un aumento en el número de hombres que recurren a esta especialidad: 2 de cada 10. 
Para el Dr. Antonio Carvajal, la evolución de los procedimientos y tratamientos ha permitido que los pacientes vean en nuestras técnicas un medio para conseguir una belleza natural y lograr así la mejor versión de ellos mismos. Esto, sin duda, contribuye a fortalecer la autoestima, la seguridad y la confianza, y se refleja en el plano personal y laboral. Vernos bien nos ayuda a sentirnos bien, subraya el doctor. 
 
 
ALLERGAN AESTHETICS
el poder transformador de la confianza
Con motivo del Día Internacional de la Medicina Estética, que se conmemora cada 6 de septiembre, ALLERGAN AESTHETICS ha puesto en marcha The Power Of Confident Movement (TPOCM). Este movimiento nace con el objetivo de poner en valor el trabajo diario de los médicos estéticos y el papel de esta rama de la medicina en el bienestar emocional y físico de las personas.
En palabras de Carolina Martín, general manager de ALLERGAN AESTHETICS, AN ABBVIE COMPANY, en España y Portugal, este movimiento busca demostrar que la sociedad vive su belleza de una forma personal y  diversa, por ese motivo, los parámetros que se asignaban hace años a la belleza ahora están completamente desfasados. La belleza es algo único y personal, ligado a cada ciudadano.
Para Martín este movimiento refleja la esencia de ALLERGAN AESTHETICS y asegura que la confianza es el motor principal de todo lo que en ella impulsa. Conseguir que las personas crean en sí mismas y se sientan satisfechas con lo que son y con lo que proyectan en la sociedad es crucial para nosotros, por eso, lo reflejamos en todo lo que hacemos. Por supuesto, este compromiso comienza en la propia compañía, donde valoramos y fomentamos talentos diversos y trabajamos para crear las condiciones para que cada uno pueda dar lo mejor de sí mismo, aportando sus ideas y sus experiencias únicas, sintiéndose libre y valorado, recalca.
Ello no sería posible sin una apuesta decidida por la investigación científica, considerando, además, que la medicina estética es un sector en constante y rápida evolución. Ir a la vanguardia de la investigación nos permite ir de la mano de los profesionales y desarrollar productos que satisfacen las necesidades de ellos y de sus pacientes. Todo con la máxima de conseguir resultados naturales y con un impacto positivo en la vida de las personas, subraya Carolina Martín.
En el marco del The Power Of Confident Movement (TPOCM) se llevarán a cabo, durante todo el mes de septiembre, distintas acciones en redes sociales con los profesionales de la medicina estética, influencers y celebrities que han querido sumarse a este movimiento.