SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

LA CURA QUE LA PIEL NECESITA EN ESTÉTICA LOSTAO

Por Nueva Estética
La mascarilla se ha convertido en el accesorio obligatorio de todos nuestros outfits y ello empieza a causar estragos en la piel. La falta de oxigenación y el roce continuo explican que desde hace semanas se muestre grisácea y opaca, mustia y carente de vitalidad. Ana Puelles, facialista y directora del centro de estética Lostao ha diseñado un tratamiento exclusivo que aporta un chute de energía al rostro, borra las alteraciones que provoca la mascarilla y, al mismo tiempo, regenera la piel, refuerza los tejidos y reposiciona los volúmenes faciales. Veamos cómo se desarrolla el paso a paso en cabina.
 


• La sesión da comienzo con tres exfoliaciones, entre las que destac un peeling químico de ácido láctico, que actúa en profundidad. Este primer paso elimina las células muertas de la capa córnea que asfixian la piel y dificultan su oxigenación, activa la renovación celular, purifica y borra diminutas manchas superficiales.
• A continuación, se trata el tercio inferior del rostro con maniobras específicas realizadas con la tecnología LPG, de estimulación celular. A través del aumento de la vascularización, se activa la microcirculación cutánea y se logra un mayor aporte de nutrientes y un efecto drenante que deshincha y relaja.
• Seguidamente, se aplica una innovadora fórmula despigmentante, que unifica el tono cutáneo y combate el fotoenvejecimiento. Su acción se potencia añadiendo polvo de diamante, que tiene un efecto glow espectacular, y un cóctel de activos con enzimas y vitamina C, que optimiza el resultado.
• Realizar un masaje de remonte, exclusivo de la casa, que reposiciona los tejidos y asocia un efecto lifting y voluminizador. 
• Cubrir el rostro con una mascarilla de biocelulosa con polvo de diamante rosa, que restablece los niveles de hidratación, reafirma el óvalo facial y aporta luminosidad a la piel.
 
Este tratamiento renueva la piel, le aporta luz, difumina las manchas y define los rasgos. Se recomiendan 3 sesiones