SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

%title

IMPACTO DEL COVID EN LA INDUSTRIA BEAUTY

Por Nueva Estética
El Beauty Cluster Barcelona ha presentado los resultados de la tercera edición del Barómetro del sector cosmética y perfumería, desarrollado en colaboración con Nueva Investigación, a partir de la encuesta a un centenar de empresas españolas del sector. Estos han sido los datos más relevantes:
 
2019 fue un año de crecimiento para la industria. El 68% de las empresas crecieron en facturación en el último ejercicio y el 58% en personal.
 
El 82% de las empresas preveía crecer en 2020, lo que se vio reducido al 35% tras los primeros efectos en España del Coronavirus.
 
La desinformación del consumidor en redes sociales se volvió a mostrar como la principal preocupación de las empresas del sector, solo superada por el propio Coronavirus una vez decretada la alerta sanitaria.
 
La preocupación inicial por la cadena de suministro (72%), evolucionó hacia una mayor preocupación por la comercialización de productos (79%).
 
 
 

 


Veamos con más detenimiento cuáles han sido los resultados del III Barómetro. Gracias a este estudio se ha podido establecer cuál es estado actual de la industria de la cosmética y perfumería en diferentes ámbitos: actividad, crecimiento, innovación, internacionalización, tendencias y visión 2020. Además, en esta edición, se ha analizado la situación y percepción de las empresas antes de la alerta sanitaria y durante la misma. Los datos arrojados muestran el deterioro de la percepción y la perspectiva de la industria para el ejercicio 2020.
 
El sector parte de un ejercicio 2019 que había sido francamente bueno, con un crecimiento generalizado en toda la cadena de valor de la industria. El 68% de las empresas encuestadas crecieron en facturación en el último ejercicio y el 58% en personal.
 
El deterioro de los indicadores tras la entrada en vigor del estado de alarma se muestra en los resultados del análisis. Si antes del mismo, el 82% de las empresas confiaba en aumentar su facturación en 2020 (y ninguna en disminuirla), posteriormente sólo el 35% confiaba en aumentar su facturación en 2020 y el 46% preveía que disminuyera respecto a 2019.
 
La desinformación del consumidor en redes sociales se volvió a mostrar como la principal preocupación de las empresas del sector, sólo superada por el propio Coronavirus una vez decretada la alerta sanitaria.
 
Destaca también que, al inicio del estudio, la mayor preocupación del sector era la cadena de suministro de materias primas (72%) y de envases y embalaje (50%). A medida que evoluciona la crisis sanitaria, la preocupación gira hacia el consumo de productos cosméticos (79%) y la fabricación de productos (48%). Si en la primera fase de análisis sólo el 2% de las empresas preveía que disminuyese la demanda de productos cosméticos, en la segunda muestra este porcentaje se elevaba ya hasta el 48% de las empresas.
 
AsImismo, la intención de internacionalización o la previsión de inversión en activos o en innovación se ven claramente diezmadas desde las primeras etapas de la alerta sanitaria.