SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

ESTOS SON LOS TRUCOS PARA UN MAQUILLAJE DE VERANO IMPECABLE

Por Nueva Estética
Con la llegada del verano apostamos por beauty looks más naturales, frescos y luminosos. El maquillaje se adapta a cada estación y en los meses más calurosos solemos preferir acabados naturales y jugosos que nos proporcionen ese efecto «buena cara» sin necesidad de aplicar mucho producto. "La clave del éxito para lucir un maquillaje de verano natural y luminoso reside en seleccionar con acierto los productos adecuados a tu tipo de piel, a tus necesidades y a tus propios gustos personales", explica la maquilladora Cristina Lobato.
 
 

Cómo conseguir un maquillaje de verano natural y luminoso
 
En muchas ocasiones cometemos el error de utilizar exceso de producto cuando el secreto reside en una buena preparación de la piel. Para conseguir un maquillaje natural y luminoso es necesario comenzar con una rutina adecuada a tu tipo de piel. Mantener equilibrado el manto hidrolipídico es esencial para que el maquillaje dure horas sin que se oxide o se deteriore.
 
1. Rutina facial: Preparar la piel
 
Es importante elegir una buena crema limpiadora. Si tu piel es mixta/grasa es preferible el uso de un gel limpiador. Este tipo de productos limpian en profundidad y ayudan a evitar el brillo producido por la sobreestimulación sebácea de la piel grasa. Tras la limpieza del rostro, hay que aplicar un tónico para retirar el residuo de los productos limpiadores y mantener el equilibrio del pH de la piel. Si tienes la piel seca o sensible, escoge un tónico suave y calmante. Si tu piel es grasa, opta por uno que contenga ácido glicólico para ayudarte a mantener un aspecto saludable y redefinir el aspecto del poro. Después, hidratar la piel es el paso que más compromete al maquillaje. Por ello, aplicar un producto adecuado a las necesidades de la piel es esencial. Si tienes la piel seca/muy seca, utiliza cremas hidratantes con agentes nutritivos, estas te harán sentir la piel rellena y confortable. Si tienes la piel mixta/grasa, necesitarás una crema que te ayude a retener la humedad, es muy probable que tu piel se sienta cómoda con las texturas más ligeras que aportan una sensación refrescante.
 
2. Corregir imperfecciones
 
Unifica el tono de la piel comenzando por corregir las ojeras. Es importante tener en cuenta que disimularlas tiene más que ver con escoger el color o tono adecuado más que la cantidad y textura del propio corrector. Si tienes una ojera imperceptible, escoge un tono beige natural. Si tu ojera es oscura, escoge un tono salmón ligeramente anaranjado y recuerda que no es necesario aplicar mucha cantidad, no queremos perder el aspecto luminoso/natural.
 
3. Aplicar la base de maquillaje
 
Escoge una base de maquillaje de cobertura media. La maquilladora recomienda aplicarla con una esponja tipo Beauty Blender. Humedécela ligeramente y aplica dando pequeños toquecitos muy suaves y sin presionar. Realiza, de esta manera, movimientos muy suaves para ir depositando el producto sobre la piel. Podemos aplicarle una gotita de iluminador líquido para crear un efecto más glow.
 
4. Potenciar la mirada con un maquillaje de ojos natural y luminoso
 
Maquilla tus ojos con una combinación de texturas. Maquilla el párpado móvil con una sombra en crema de acabado satinado en un tono que te guste para aportar luz y frescura. A continuación, con una sombra en polvo mate de color neutro, maquilla el párpado superior y difumina. Aplica, por último, una sombra clara color vainilla bajo el arco de la ceja. Finaliza el maquillaje de ojos rizando y maquillando las pestañas superiores e inferiores. En cuanto a las cejas, Cristina recomienda maquillarlas respetando su propia naturalidad. Rellena las zonas sin pelo con un lápiz ultrafino y después prueba con el truco de la pastilla de jabón. Humedece un goupillón y rasca una pastilla de jabón de glicerina para fijar las cejas y peinarlas a tu gusto.
 
5. Broncear el rostro de forma natural
 
Esculpe tu rostro buscando en todo momento un efecto de piel bronceada natural. Utiliza los que son polvos bronceadores y colorete a la vez. Aporta dimensión al rostro con la parte del polvo bronceador. Aplícalo desde la mitad del pómulo, justo por debajo del hueso, hacia la parte alta de la oreja. Trabaja muy bien el polvo para que se difumine e integre con la piel. Después, maquilla las mejillas con la parte del colorete. Con un solo producto consigues transformar por completo el maquillaje.
 
6. ¿Y para los labios?
 
Para conseguir un efecto natural súper favorecedor , un imprescindible son los tintes labiales, que nos aportan un efecto embellecedor y sensual sin que apenas se perciba que el labio está maquillado.
 

NOTICIAS RELACIONADAS