SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

EMBARAZO, CUIDADOS ESTÉTICOS ANTES, DURANTE Y DESPUÉS

Por Nueva Estética

El embarazo es una etapa que la mujer vive con entusiasmo, pero no hay que olvidar que el cuerpo, durante estos 9 meses y tras dar a luz, experimenta muchos cambios. Desde el sector de la estética es importante que la profesional esté bien instruida para poder acompañar a la futura mamá en este momento tan importante de su vida, tanto durante el proceso de gestación como en el post-parto, para que ésta pueda sentirse bien consigo misma. en este reportaje te explicamos que tratamientos sí se pueden realizar y cuales no. Marta Pluvins. Formadora en estética avanzada. Especialista en fisioterapia dermatofuncional y suelo pélvico

 



El cuerpo de la mujer a lo largo de su vida está expuesto a infinitos cambios físicos y hormonales. Los más importantes surgen durante la pubertad, con la aparición de la menstruación y posteriormente durante la menopausia. Éstos van a crear modificaciones en la composición de la grasa corporal, y alteraciones en la piel entre tantos otros. Pero el periodo más increíble, apasionante y desafiante al que debe enfrentarse la mujer física y emocionalmente es la maternidad. Dar vida es algo privilegiado y único. Y sin embargo, las alteraciones morfológicas estéticas y funcionales que aparecen durante y después del embarazo no siempre son bienvenidas y aceptadas. En este sentido, la profesional de la estética adquiere un papel primordial, ofreciéndole a la futura mamá las claves para vivir esta etapa lo mejor posible. Debe aportarle a la clienta las herramientas y soluciones para mejorar el aspecto y la funcionalidad desde la estética, teniendo siempre presente los límites de la profesión. Asimismo, ha de trabajar juntamente con otros profesionales que le ayuden a abordar posibles patologías o alteraciones que no se puedan tratar desde la estética, para derivar a la clienta al especialista más indicado. Aunque siempre hay que apostar por una buena calidad de vida, durante esta etapa no está de más ser más precavidas. Por ejemplo, es importante que la futura mamá se preocupe por mantener un correcto IMC (índice de masa corporal). Si se está buscando un bebé y existe sobrepeso, es mejor perder esos kilos de más antes del embarazo que durante el mismo. Conviene hacer una valoración de la faja abdominal y suelo pélvico con el profesional indicado (fisioterapeuta especializado y/o osteópata). También conviene centrarse en trabajar ciertos ejercicios de respiración y de la postura.
 
Lee el artículo completo en la edición de SEPTIEMBRE de NUEVA ESTÉTICA. Si no estás suscrita, hazlo AQUÍ.