SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

EL CUIDADO PERSONAL SUFRE UN IMPACTO DEL 10% COMO CONSECUENCIA DE LA PANDEMIA

Por Nueva Estética
El impacto del Covid-19 y las medidas de restricción que ha traído consigo han provocado un descenso del 7% en el consumo de productos de higiene personal. En el caso de los productos de de belleza y perfume que podrían calificarse como más sofisticados, la caída supera el 20%.
 


Stanpa, Asociación Nacional de Perfumería y Cosmética, ha publicado estas cifras, que a pesar de que indican un descenso global respecto a años anteriores, confirman que España se mantiene como como quinto mercado europeo de productos de belleza. En 2020, nuestro país alcanzó 7.761 millones € de beneficio, con un consumo anual per cápita de 154€ . Igualmente, y pese al impacto de la crisis sanitaria, los españoles gastamos 7.761 millones de € en perfumería y cosmética el pasado año.
 
Los canales de distribución menos afectados por la crisis sanitaria han sido los de farmacia y gran consumo. El carácter de servicio esencial reconcido a la peluquería y a la estética profesional impulsó la reapertura de los espacios, en periodos de restricciones comerciales, pero conviene remarcar que ambos sectores se han visto muy afectados, con caídas  del 17% y el 19,5% respectivamente. El canal más beneficiado ha sido el online, que ha crecido más de un 54%. La nueva situación ha impulsado la transformación del sector de la belleza hacia la digitalización, la sostenibilidad y la innovación, palancas clave para su reactivación y para consolidar su avance hacia una omnicanalidad.
 
Si atendemos al volumen de negocio que el año pasado generaron las diferentes categorías en las que se engloban estos productos, estos son los porcentajes:
cuidado de la piel (31%), aseo e higiene personal (28%)  cuidado del cabello (19%). Por lo que respecta a las subcategorías ahí es donde más se observa una tendencia evolutiva positiva: jabones para manos (+295%), higiene bucodental (2%) y productos para baño y ducha (2%). Queda patente que el aseo y la higiene personal se posicionan como el motor de arranque de la tienda física, con crecimientos del 9%, mientras que en online se incrementa un 80%.