SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

%title

DIETA DE LOS DÍAS ALTERNOS

Por Nueva Estética

Esta dieta se adapta perfectamente al estilo de vida actual y no aboga por un régimen hipocalórico, que se tiende a  abandonar a las primeras de cambio. Y, además de ser saludable, permite perder peso sin renunciar a los placeres, ya que admite darse algún lujo durante el fin de semana sin tener remordimientos. Así lo cuenta Rubén Bravo, dietista, experto en nutrición y gastronomía. 



La dieta de los días alternos está considerada por los expertos en nutrición del Instituto Médico Europeo de la Obesidad como una de los planes nutricionales con mayor éxito para perder peso teniendo en cuenta el estilo de vida actual y siguiendo unos hábitos de lo más saludables. Está claro que no hay nada mejor que una alimentación equilibrada y saludable, pero, antes de poder disfrutarla, cualquier persona con sobrepeso u obesidad debe recorrer un camino largo e incierto, y, según las estadísticas solo uno de cada siete personas consigue el objetivo final. Es decir, únicamente este bajo porcentaje de personas logra llega a perder más del 10% de su peso inicial y mantiene esa pérdida al menos un año. La dieta de los días alternos busca romper con estas cifras de fracaso y propone un plan nutricional viable y sugerente acorde con los tiempos modernos. ¿Cómo? Se adapta a las exigencias nutricionales y sociales de las personas que buscan perder peso, pero a la vez es totalmente compatible con su vida social, laboral y familiar. Eso sí, aunque su objetivo a corto plazo es conseguir reducir entre 16-23 kilos en 4 meses, su meta a largo plazo es enseñar a comer de forma saludable, cambiando a mejor los hábitos que dieron origen el problema.
 
PLAN EN 3 FASES
 
Esta dieta consta de tres fases bien diferenciadas en las que se combinan tres tipo de días distintos de forma alterna. Están los que se conocen como días depurativos, días de régimen y días sociales. De esta manera se crea un motor de tres tiempos que obliga a nuestro organismo a llegar al peso saludable, evitando que éste active en ningún momento sus mecanismos de defensa y supervivencia. Es por ello que nunca se realizan dos días depurativos seguidos y siempre irán alternos y sincronizados con los días de régimen y los días sociales del fin de semana. Por explicarlo de forma sencilla, cuado nuestro cuerpo comience a sospechar, le sorprenderemos con un día de comida completa y equilibrada. 
 
Las tres etapas de las que hablamos son las siguientes, y están planteadas según el ritmo de pérdida de peso: fase FAST (pérdida a un ritmo rápido); fase EVOLUTION (ritmo constante) y fase CONTROLER (de mantenimiento), que dura, respectivamente tres, nueve y cuatro semanas. Como hemos adelantado anteriormente, la pérdida de peso objetiva varía entre 16,8Kg a 23,5 Kg en 4 meses, dependiendo de la edad, sexo, composición corporal, actividad física y características individuales. El objetivo es llegar a un peso saludable y mantenerlo, prevenir ciertas enfermedades a través de la nutrición y lograr una armonía emocional, para así sumar más años de vida y más vida a los años. 
 
Si quieres saber más, te invitamos a leer nuestro artículo de la Revista de Septiembre 2019. Haz clic aquí para suscribirte https://nuevaestetica.com/suscribete-ahora