SUSCRÍBETE

9 ediciones
al año
papel y digital  

%title

CUIDADOS PARA UNAS PIERNAS BONITAS... Y LIGERAS

Por Nueva Estética

Las altas temperaturas propias del verano aumentan la retención de líquidos, lo que provoca hinchazón y molestias, sobre todo en las piernas. Ciertos hábitos saludables, así como la estética y la medicina estética pueden atajar el problema, y ayudarnos a lucir unas piernas bonitas y descansadas. Nos lo explica la Dra. Claudia Maan, médico estético de LeClinic´s.

 

 

 

 



 
LA ESTÉTICA AL RESCATE
Existen diferentes terapias, tanto de estética, como de medicina estética, muy eficaces para corregir la retención de líquidos y deshinchar las piernas. Entre las más eficaces destaca la presoterapia, que consiste en el empleo de cobertores o botas, que  realizan un masaje mecánico, con  presión positiva que se va alternando en forma ascendente. A través de estas ondas de presión, se estimula el sistema circulatorio y se realiza un drenaje linfático, que estimula la eliminación de líquidos, grasas y toxinas. Esta acción alivia edemas, linfoedemas, trastornos venosos, como las varices y contribuye también a la mejora de la celulitis. Por otro lado, si existe un problema asociado de flacidez o celulitis, la Dra. Claudia Maan apuesta por tratamientos médicos, como la mesoterapia o la infiltración en el tejido graso de una sustancia específica que actúa disolviendo adiposidades localizadas,
 
BUENAS COSTUMBRES 
Para rebajar la retención de líquidos y aliviar la hinchazón en las piernas, nada como practicar ejercicio. En verano, nadar en la playa o en la piscina y salir a caminar 30 min. diarios ayuda muchísimo.
Respecto a la alimentación, vale la pena apostar por una dieta baja en sodio, por lo que es muy recomendable consumir alimentos frescos, naturalmente ricos en potasio, y reducir los precocinados, curados, ahumados, en salazón y chacinas. No abusar de la sal como condimento, mejor sustituirla por especias, que dan un toque sabroso y original a los platos.
Contra la hinchazón propia del verano es necesario beber mucha agua. Asimismo, son  imbatibles los tes fríos, como el té verde helado con hierbabuena y limón, que ayuda a perder volumen y estimula el metabolismo, y las infusiones, como por ejemplo, de hinojo, que es muy diurética, de regaliz y jengibre, que protege el sistema digestivo,  y de anís,  que ayuda con la digestión y desinflama. Y para acabar, evitar el alcohol y las bebidas con gas.