SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

%title

CORREGIR EL BRUXISMO Y AFINAR EL ROSTRO CON BÓTOX

Por Nueva Estética

El movimiento inconsciente de los músculos que participan en la masticación durante la noche desemboca en lo que se conoce como bruxismo, que provoca desgaste del esmalte dental, puede hacer que alguna pieza acabe moviéndose o se fracture y que las encías se inflamen. Cuando el “rechinar de dientes” es más acusado afecta a la calidad del sueño y ocasiona trastornos en la articulación temporomandibular, lo que a su vez pueden producir dolor de cabeza, oído o cuello, dificultad para masticar e incluso, si es grave, para hablar. Entrando en el plano de lo puramente estético, esta alteración también puede provocar asimetrías faciales y que la mandíbula adquiera una forma cuadrada. Las inyecciones de toxina botulínica son una solución eficaz a todos estos inconvenientes, en todos los grados de bruxismo: leve, moderado o severo. Nos da todos los detalles el especialista en medicina estética, Dr. Leo Cerrud.

 



Para corregir el bruxismo, es necesario neutralizar la hiperactividad y contracción del  músculo masetero, que es lo que provoca el castañeo de dientes durante la noche. Para conseguirlo recurrimos a las inyecciones de toxina botulínica. El Dr. Leo Cerrud explica que el bótox se infiltra en tres puntos estratégicos, que forman un triángulo con base en el hueso maxilar inferior. De este modo, se relaja el movimiento del músculo, sin llegar a paralizarlo. De hecho, el masetero es un músculo esquelético tan potente que es prácticamente imposible conseguir su relajación total, por eso no hay peligro de que la toxina afecte a la masticación. 
Este tratamiento es rápido y muy seguro. Si aparece algún efecto adverso, como  asimetrías en la risa o un resultado terapéutico pobre, se debe a una mala aplicación.
 
Embellecimiento Facial El bruxismo severo suele acarrear la hipertrofia de la mandíbula, que adquiere un aspecto cuadrado, poco favorecedor. Las infiltraciones de bótox también consiguen afinar el tercio inferior del rostro, ya que al relajarse el músculo se hace menos evidente esta hipertrofia. Sin ir más lejos, las mujeres asiáticas, que tienen la cara muy redondeada, recurren a este tratamiento para darle una forma de diamante a su rostro.
 
Duración de Resultados Como en cualquier otro tratamiento con bótox, los resultados se mantienen entre 4 y 6 meses, aunque es cierto que en el caso del bruxismo, al inyectarse una dosis algo más elevada, el efecto también puede durar un poco más.