SUSCRÍBETE

7 Revistas 2 Suplementos    

%title

CÁNCER DE MAMA: LA IMPORTANCIA DE LA DETECCIÓN PRECOZ

Por Nueva Estética
El 19 de octubre se conmemora el Día Internacional del Cáncer de Mama, y de nuevo se hablará de avances médicos, cifras de incidencia y pronósticos a medio y largo plazo. 
El de mama es el tipo de cáncer más frecuente entre las mujeres occidentales; en España se diagnostican alrededor de 25.000 nuevos casos cada año. Para ganarle la batalla, es fundamental diagnosticarlo a tiempo. Tanto es así, que si se empieza a tratar en fases tempranas, el cáncer de mama presenta índices de curación que sobrepasan el 95%.
Sobra decir, que es importante cumplir con los exámenes ginecológicos y realizarse mamografías con la periodicidad que indique el médico. Al mismo tiempo, hay que estar atenta a una serie de señales que puede enviarnos nuestro cuerpo, y que cuando se trata de cáncer no se deben pasar por alto.
 
 


 
El equipo médico de Clínica Trevi nos detalla algunos de los síntomas que deberían hacernos acudir al médico, al menos como medida preventiva frente al cáncer de mama.
 
 
Pérdida de peso repentina De 5 o más kilos sin motivo aparente. Ello puede estar provocado por un cuadro de hipermetabolismo, gasto energético incrementado, por una falta de apetito, sensación de saciedad, dificultad para tragar e incluso ansiedad. 
 
Cansancio Es normal estar cansada al final la jornada laboral, por ejemplo, pero no que el cansancio se convierta en algo crónico, y que no desaparezca a pesar de dedicar el tiempo recomendable al descanso. 
 
Sangrado o hemorragias anormales Este síntoma debe considerarse siempre una  alerta para acudir al médico. En el caso concreto del cáncer de mama, algunas mujeres 
experimentan sangrado en el pezón. 
 
Abultamientos en el seno La mayoría de bultos en el pecho suelen ser benignos. En muchas ocasiones son quistes o aparecen debido a una infección. No obstante siempre han de ser analizados, para descartar patologías más serias.
 
Alteraciones en la piel Otro síntoma de alerta son cambios en la piel que recubre el seno: enrojecimiento, úlceras, cambios de color o formación de hoyuelos.
 
Hundimiento del pezón La retracción o hundimiento del pezón es uno de los signos asociados al cáncer de mama. Suele ocurrir cuando el tumor está localizado en el centro de la mama. 
 
Cambios de tamaño Un síntoma clave para detectar la enfermedad a tiempo, es que una de las mamas esté inflamada o presente un tamaño diferente al habitual.
 
Secreción del pezón En ocasiones no significa ningún problema y desaparece con los días; sin embargo, la aparición de una secreción maloliente en uno de los pezones es un signo habitual en las mujeres que padecen o han padecido cáncer de mama.
 
Dolor en el seno En las primeras fases de la enfermedad es poco común percibir dolor al palpar o apretar la mama. No obstante, cuando el cáncer ha avanzado, se produce un aumento en la sensibilidad y dolor al tacto. 
 
Factores de riego Ser mujer mayor de 55 años, tener antecedentes familiares que hayan padecido la enfermedad, haber iniciado el ciclo menstrual antes de los 12 años, experimentar una menopausia tardía o prematura y obesidad.