SUSCRÍBETE

7 Revistas
2 Suplementos  

ESPECIAL VERANO... GANAS DE SOL
ESPECIAL VERANO... GANAS DE SOL
 
El verano es uno de los momentos más felices del año, una época que esperamos con impaciencia, porque el sol nos hace sentir bien y nos carga de energía. Aunque en cuestión de belleza, hay que tener muy presente que los signos de envejecimiento se deben en un 30% a la edad y un 70% a las alteraciones que provocan los UV. 
 
Aun así, no hay que alarmarse porque si el sector de la cosmética destaca por haber sabido reinventarse y aportar soluciones cada vez más efectivas, en el caso de la protección solar se ha graduado con matrícula. Y es las nuevas fórmulas SPF son un producto “todotorreno” que aporta una protección 360º frente a los distintos tipos de rayos: UVA/UVB/IR/HEVs. Además, muchos de estos cosméticos no solo consiguen salvaguardar la integridad de la piel, sino que también son respetuosos con el medio ambiente... todo un logro!!
 
Y aunque el “durante” importa, el “antes y el después” a la exposición solar también. De ahí que los cuidados para aumentar la resilencia de la piel frente al sol y los tratamientos para reparar el capital solar se hayan convertido en fondos de armario de cualquier beautylover. En estas páginas te lo contamos todo.
 

Leer más

El capital solar tiene un límite 
 
La piel almacena desde la infancia las horas de sol, reteniendo en su mapa cutáneo el impacto sufrido a través de los años. Como es sabido, tanto los rayos UVA como los UVB pueden llegar al corazón de la célula cutánea y producir en ella modificaciones irreversibles. Y aunque nuestro organismo responde a todos estos daños con un sistema de defensa natural, en su memoria se van registrando cada una de estas agresiones; porque la piel nunca olvida. Incluso, en casos extremos, puede llegar un momento en que el capital solar de la piel se agote, cuando esto sucede, es posible que se desarrolle un cáncer cutáneo. En este sentido, los protectores solares son capaces de engañar la memoria de este capital solar, reduciendo así los efectos dañinos de los rayos solares.
 

RADIACIÓN SOLAR

Desde Elinné-Thalàxia, José Vicente García Castañer, creador de la marca nos explica las diferencias que presentan cada una de las longitudes de onda UV y qué consecuencia tienen sobre la piel. 

Leer más

RADIACIÓN UVB Genera inflamación y quemadura solar (eritema). Es el más peligroso en la formación de cáncer cutáneo. Afecta al sistema inmunológico de la piel. 
 
RADIACIÓN UVA Genera envejecimiento prematuro. También se relaciona con procesos cancerosos e influye en el sistema inmunitario de la piel. 
 
RADIACIÓN INFRARROJA (IR) Son los causantes de la sensación inicial de calor en la piel. Se ha demostrado que los rayos infrarrojos-A (IRA) tienen efectos nocivos sobre la piel, principalmente por su capacidad de penetrar hasta la capa más profunda: la hipodermis. 
 
LUZ AZUL Genera carbonilación de las proteínas de la matriz extracelular. Especialmente generada por aparatos electrónicos tipo móviles o tablets. Estos rayos producen un daño estético o, incluso, más graves a nivel oftalmológico (daños en la retina ocular).

CÓMO AUMENTAR LA RESILENCIA DE LA PIEL FRENTE AL SOL

Exponerse al sol que más calienta no es inocuo, aunque aporte un bonito bronceado, aumente la vitamina D y estimule las endorfinas. La protección cosmética es de gran ayuda si se respetan las normas y sobre todo, si va precedida por un tratamiento que aumente la resilencia de la piel desde dentro, preparándola para defenderse y recuperarse eficientemente. DRA. JOSEFINA ROYO. Directora de IML. 

Leer más

La exposición a los UV “a discreción” desencadena una serie de consecuencias en la piel. Demasiadas horas de sol pueden encender la “alerta roja”, por eso es importante ser responsables y extremar las precauciones. Entre los distintos efectos, éstas son las principales señales de alerta a tener en cuenta: eritema y quemaduras solares, hiperplasia epidérmica, fotoinmunosupresión, pre-cáncer o cáncer cutáneo, fotodermatosis idiopáticas, fotodermatodis secundarias y fotoenvejecimiento.
 
CUIDADOS ANTES... Sabiendo cómo actúa el sol en la piel, es importante que antes de las vacaciones se busque la manera de mejorar la respuesta de ésta frente al sol, aumentar su resilencia y ayudarla en su recuperación. En este caso, se puede optar por tratamientos de mesoterapia antioxidante de última generación que consisten en depositar micro-bombas anti-radicales libres en la dermis, justo donde se produce una alteración estructural del colágeno y la elastina por parte de los UVA y UVB. 
 
ALERTAR LA PRECAUCIÓN DURANTE... El decálogo de los dermatólogos está bien claro, todos coinciden en que a la hora de tomar el sol hay que extremar las medidas. 
 
PLUS DE BELLEZA DESPUÉS... La aparición de rojez o eritema es señal suficiente para determinar el límite de la piel frente a los UVB, pero no lo es frente a los UVA, cuya acción tiene lugar fundamentalmente en la dermis, donde altera colágeno, elastina y sustancia fundamental  (ácido hialurónico). Para evitar este deterioro, lo mejor es ofrecerle  ala piel un cuidado extra de belleza. En este caso uno de los tratamientos que está demostrando ser de gran ayuda es la aplicación del láser infrarrojo fraccional Ydun Frax, que repara tras las vacaciones, los daños producidos en la estructura interna de la piel. ¿Cómo? Produciendo micro-columnas de coagulación que alcanzan la dermis profunda (reticular) y que inducen una regeneración por calor de todo el estrato, desde dentro hacia afuera. Este rejuvenecimiento no ablativo y fraccional, que respeta la capa epidérmica y no produce descamación visible, da lugar a la formación de colágeno nuevo en las columnas realizadas, que se auto-reparan rápidamente, gracias a la colonización del tejido intacto que las rodea.
 

PRE-SPF'S, QUÉ SON Y CÓMO ACTÚAN

Los Pre-SPF's se han convertido en un imprescindible del verano. Se tratan de productos que apoyan a la protección solar que están cargados de antioxidantes y refuerzan la piel para que esté más resistente a los rayos solares. 

Leer más

Los productos PRE-SPF son aliados previos al SPF que se deben usar a diario. Y en este acometido los antioxidantes toman la palabra. Éstos se sacrifican en pro a la belleza de la piel. La razón es muy sencilla. Las células de la piel tiene moléculas rodeadas por electrones que se pueden perder por la radiación. Cuando esto ocurre las moléculas empiezan a robarse electrones unas a otras para intentar equilibrarse, produciendo un gran desajuste que es lo que desencadena los diferentes problemas asociados a la radiación solar. Entones “los antioxidantes donan desinteresadamente sus propios electrones para compensar los radicales libres, parando el ciclo de robo entre las moléculas”, explica Raquel González, directora de educación de Perricone MD. La parte positiva es que el cuerpo humano tiene su propio suministro de antioxidantes. Sin embargo, es posible que se agoten por factores como el estrés o la contaminación. Es por eso que resulta esencial mantener los antioxidantes recargados a través de una dieta equilibrada y un correcto cuidado de la piel. 

Lee este ESPECIAL completo en la edición de MAYO de NUEVA ESTÉTICA. Si no estás suscrita, hazlo AQUÍ.