SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

YOGA FACIAL

Por Nueva Estética

Esta metodología milenaria permite ejercitar cada uno de los músculos del rostro, datándoles de mayor flexibilidad y tonicidad. Además, resulta ideal para borrar las  arrugas y relajar los rasgos faciales, liberándolos del estrés. Diana Bordón, especialista en Yoga Facial.



El rostro es nuestra principal carta de presentación. A través de él se puede conocer nuestra edad, carácter, emociones… desvelando quienes somos y cómo vivimos. Cuando se es joven, todo parece funcionar perfectamente, pero con los años, los rasgos se desploman, las facciones revelan cansancio y las líneas faciales se marcan con dureza. Además, ni que decir tiene que la cara es donde primero se registran los síntomas del estrés… y hoy en día, el ritmo que llevamos es realmente trepidante, de ahí que nuestra expresión parezca continuamente estresada. La mejor solución para retrasar estos síntomas al máximo es ejercitar la musculatura facial para que los rasgos estén siempre en “modo up”. Y aquí es cuando entra en acción el yoga facial, una técnica capaz de llenar de energía a la musculatura del rostro, y devolverle de nuevo su juventud. Los beneficios del yoga facial son muchos: rejuvenece, evita la aparición de arrugas, relaja y libera estrés, previene la flacidez, mejora la respiración, activa y tonifica la musculatura, y además, mejora la circulación sanguínea y la oxigenación de los tejidos.

 

Los músculos del rostro no son diferentes a los de cualquier otra parte del cuerpo pero no tenemos el hábito de ejercitarlos. Solemos tener costumbres muy adquiridas como por ejemplo ir al gimnasio para tonificar y fortalecer la musculatura corporal pero, en cambio, descuidamos totalmente los músculos de la cara. Un músculo sin actividad y sedentario incrementará la proporción de grasa y perderá la tonificación. En el rostro esta falta de ejercicios se manifiesta con flacidez y perdida de tono. Aunque los músculos faciales sean más pequeños, necesitan ejercitarse, contraerse y estirarse para mantenerse tersos y tonificados. Con el Facial Yoga Plan propone una serie de ejercicios diarios que permiten obtener excelentes resultados en poco tiempo, y lo mejor de todo, para realizar la tabla completa sólo se necesitan 15 min. Aunque los efectos se hacen visibles tras las primeras sesiones, el verdadero cambio se experimenta pasada la cuarta semana. 

 

¿Quieres ver algunos ejercicios de la metodología Facial Yoga Plan creada por Diana Bordón? Entra en www.facialyogaplan.com

 

Y Si quieres algunos otros trucos de estética con efecto lifting… Dale al play!