SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

RADIOFRECUENCIA: ESTÉTICA EN FIRME

Por Nueva Estética
La radiofrecuencia es la tecnología de referencia cuando se busca corregir la flacidez y tensar el tejido en rostro y cuerpo. Su acción se basa en un aumento de calor que se concentra en el tejido adiposo, donde desencadena una cascada de acciones, que culminan en la reestructuración de las fibras elásticas y la reactivación de numerosos procesos fisiológicos. A continuación, repasamos los grandes hitos de la RF y los avances que llegan de la mano de esta energía ultratensora.
 


La radiofrecuencia (RF) es una tecnología que se propaga en forma de ondas electromagnéticas, cuando esta emisión se sitúa entre las ondas corta y media de alta frecuencia es cuando desata su potencial estético. Los tratamientos de radiofrecuencia se llevan a cabo mediante equipos que transmiten la energía a través de un cabezal. Al entrar en contacto con la piel a través de este cabezal-emisor las ondas electromagnéticas se convierten en energía calórica. Esta subida de la temperatura, que se conoce como shock térmico, se  produce sin provocar molestias en la superficie cutánea, debido a que la piel apenas ofrece resistencia al paso de la RF, mientras la grasa posee una capacidad para absorberla 10 veces mayor. De acuerdo con este principio, la energía impacta en el tejido adiposo, donde desencadena el movimiento rotacional de las moléculas, que provoca la resistencia del tejido al paso de los electrones. Este fenómeno de termoterapia profunda es el que hace que se calienten los septos fibrosos del tejido graso subcutáneo y que se desnaturalice la estructura molecular de triple hélice del colágeno, haciendo que sus fibras se acorten y contraigan. El resultado de este mecanismo de acción-reacción es un tensado de la piel que se impulsa desde su interior, y que se manifiesta en dos tiempos: resultado inmediato, por el aumento de la flexibilidad de las fibras colágenas ya existentes, y otro a medio-largo plazo, que se hace visible una vez culmina la formación de nuevas fibras elásticas. Asimismo, el shok térmico desencadena otros beneficios destacables: activación de la lipólisis, incremento de la circulación sanguínea, lo que comporta una mejora en el aspecto y calidad de la piel, y estimulación del sistema linfático y arterio-venoso, que favorece la eliminación de líquidos y la pérdida de volumen.
 
Parámetros de USO 
Los equipos de RF incorporan avanzados sistemas software que permiten aplicar programas de tratamiento preestablecidos, aunque para sacar el  máximo rendimiento de la aparatología y obtener los mejores resultados,e l profesional muchas veces ha de ir más allá  y pautar la sesión para ajustarla al máximo a unas necesidades concretas. Para hacerlo con todas las garantías de seguridad y efectividad es imprescindible conocer los parámetros tecnológicos  que determinan el modo de emisión de la radiofrecuencia. 
Frecuencia de emisión Se trata del número de veces que las cargas electromagnéticas se atraen y repelen. Ello provoca el fenómeno de fricción en el tejido subdérmico que hace que la temperatura aumente para poner en marcha la estimulación del colágeno. Cuanto más elevada es la frecuencia, mayor es el calentamiento, y mayor la capacidad de propagación del calor en el área tratada. 
Potencia Capacidad del equipo para generar calor. Cuanto más potente sea la emisión energética, mayor será el incremento de la temperatura y más destacable la generación de colágeno conseguida.  
Profundidad Esta variable se refiere al nivel de penetración que alcanza la radiofrecuencia en la dermis. La profundidad es el parámetro que determina los resultados, y en base a él se establecen los diferentes tipos de radiofrecuencia. 
 
Energía en buena ONDA
clasificación y usos 
Aunque tanto en el sector de la estética como de la medicina estética se habla de diferentes tipos de radiofrecuencia, la tecnología que se aplica es siempre la misma. La diferenciación se hace atendiendo a la profundidad que alcanza la energía, y que en última instancia es la variable que determina el resultado final. Los ajustes tecnológicos que hacen que la RF alcance un estrato cutáneo u otro se incorporan en los cabezales emisores, por lo que basta intercambiarlos para obtener diferentes resultados. Es por eso que las mejoras que se van incorporando se centran en el perfeccionamiento de estas piezas, para aprovechar todas sus posibilidades terapéuticas y que los tratamientos sean cada vez más efectivos, seguros y confortables para la piel. Llegados a este punto es el momento de repasar los principales tipos de radiofrecuencia y cómo ha ido evolucionando esta tecnología:
 
RADIOFRECUENCIA BIPOLAR Este modo de emisión nos retrotrae a la primera generación de equipos de RF. El término bipolar hace referencia a los dos electrodos a través de los que circula la corriente electromagnética. En este caso la energía alcanza la dermis por lo que incide directamente en las fibras de colágeno, haciendo que se contraigan y aumenten. La consecuencia directa de esta acción es el estiramiento del tejido cutáneo. El aumento de temperatura que produce la radiofrecuencia bipolar es superficial y la emisión energética se concentra en un área reducida, sin alcanzar los tejidos gruesos y profundos, por eso está especialmente indicada para corregir la flacidez en rostro y cuello. 
RADIOFRECUENCIA  MONOPOLAR Los equipos en este caso disponen de un cabezal activo, que se va deslizando por la zona de tratamiento, y otro de retorno, que permanece estático en contacto con la piel. La corriente circula entre ambos aprovechando las vías con mayor conductividad eléctrica, que son el tejido muscular y los sistemas linfático y sanguíneo. De ello se deriva un calentamiento profundo que se localiza en el tejido adiposo subcutáneo, por eso esta RF se emplea en tratamientos corporales, porque resulta muy eficaz en la eliminación de flacidez y celulitis. Este efecto de remodelado corporal se inicia con una reactivación del drenaje linfático, que se traduce en una disminución de toxinas y líquidos en los que se encuentran embebidos los adipocitos. La emisión monopolar también estimula la circulación mejorando el metabolismo del tejido graso subcutáneo y el aspecto de la piel. El modo de emisión monopolar ha ido evolucionando hasta la aparición de dispositivos que transmiten la energía de manera controlada y focalizada en una zona delimitada. Esta mejora hace que se puedan emplear para corregir la flacidez tanto corporal como facial. 
RADIOFRECUENCIA MULTIPOLAR Un punto de inflexión importante en el manejo de la radiofrecuencia fue la aparición de una segunda generación de equipos que combinan la modalidad de emisión bipolar y monopolar, gracias a que incorporan cabezales que generan un calentamiento profundo y superficial del tejido de manera simultánea. El efecto térmico en los estratos profundos se traduce, por un lado, en la estimulación de los fibroblastos para que produzcan nuevas fibras elásticas y, por otro, en el aumento del metabolismo de los adipocitos y la posterior liberación de su contenido graso. Por otra parte, el aumento de la temperatura en las capas más superficiales deriva en la contracción de las fibras elásticas ya existentes. La combinación de ambas formas de emisión permite aprovechar los principales beneficios de la radiofrecuencia: pérdida de centímetros y tensado de la piel. 
RADIOFRECUENCIA ABLATIVA Otro avance importante son los equipos que transmiten la energía en modo fraccional ablativo, es decir, al pasar la corriente entre los electrodos del cabezal ésta atraviesa la epidermis a través de toda una serie de microorificios. Las áreas de piel adyacente, que no reciben ningún “impacto” son las responsables de impulsar la reparación tisular y la renovación epidérmica. El resultado es la desaparición de las alteraciones visibles en la superficie de la piel: arrugas, poros abiertos, marcas de acné, tono mate, manchas… Este modo de transmisión sitúa a la radiofrecuencia en un puesto importante dentro de las terapias de rejuvenecimiento facial. 
RADIOFRECUENCIA NANOFRACCIONADA 
En los últimos meses hemos asistido a otro avance importante en lo que a radiofrecuencia médica se refiere. Se trata de una aparatología que emite la corriente a través de microagujas que impactan en la superficie cutánea y abren una serie de conductos, por donde “entra” la RF, lo que hace que pueda depositarse con mucha precisión en un punto exacto. Esta ventaja hace que esta radiofrecuencia se esté aplicando con muy buenos resultados para borrar las estrías, porque se genera un pulido sobre la superficie cutánea y la ruptura de las estructuras fibradas y cicatriciales de la estría, que se une a la activación de las funciones dérmicas y la doble estimulación de la colagénesis, por la acción del aumento de calor y por la puesta en marcha del proceso natural de reparación que impulsa el tejido que rodea cada una de las incisiones que realizan las agujas.
 
APLICACIONES
Corporales La radiofrecuencia remodela y tensa el tejido, disminuyendo flacidez, celulitis y adiposidades localizadas. Los equipos disponen de aplicadores de diferente tamaño, para tratar diferentes áreas corporales: muslos (cara interna y externa), abdomen, espalda, flancos, glúteos y brazos.
Faciales La energía tensora que desata la radiofrecuencia corrige el descolgamiento tisular, permite elevar los rasgos, definir el contorno facial y mejorar las arrugas. Su efecto estimulante sobre la microcirculación es el responsable de que se consiga una evidente mejora de la textura cutánea.  
 
 
 
Alianzas Tecnológicas 
La radiofrecuencia se lleva muy bien con otras tecnologías, con las que se une para reforzar la eficacia de numerosos tratamientos. Sin ir más lejos, forma un dúo imbatible de remodelado corporal con la cavitación. Esta complicidad es especialmente útil para acabar con acúmulos grasos en áreas difíciles, como caderas, rodillas, brazos, y flancos. El entendimiento entre RF y ultrasonidos también es muy bueno, y se recurre a él para sumar un plus en sesiones contra celulitis y la flacidez. en terapias faciales antiedad se suele aplicar radiofrecuencia después del  láser fraccional ablativo para acentuar la corrección de arrugas y descolgamiento especialmente en el tercio inferior del rostro y en el cuello. en el ámbito de la cirugía estética, es normal programar una par de sesiones de RF para reforzar el efecto de tensado cutáneo tras una liposucción o un lifting.
 
RADIOFRECUENCIA evolution 
Hemos pedido a destacados médicos y esteticistas que nos presentan las últimas novedades en tecnología RF y que nos ofrezcan las primeras impresiones tras haberlas incorporado a sus centros:
 
5ª generación RF
Carol Buenestado, directora de Slow Life House -Centro de Medicina Estética y Bienestar- nos presenta a la 5ª generación de radiofrecuencia monopolar, que ha permitido al equipo médico de este centro diseñar un tratamiento que en una sola sesión consigue una mejora más que notable de la flacidez ya arrugas en una sola sesión. La razón principal es que se puede incrementar la potencia de emisión y con ello conducir la energía hasta las capas de piel más profundas en menos tiempo. 
Los avances que introduce el equipo se deben a las mejoras tecnológicas de su cabezal que, para empezar, incluye un sistema de refrigeración en capas que permite conducir la energía a diferentes niveles de profundidad y además, se pueden realizar sobre la mancha cambios de potencia y refrigeración, para ir tratando el tejido interno y las capas superficiales. La emisión de energía se adapta automáticamente a cada zona y un innovador sistema de flujo energético hace posible transmitir a elevados niveles de potencia sin comprometer el confort del paciente, porque se eliminan los arcos eléctricos y no se producen “chispazos” ni puntas de calor, cuando se eleva al máximo la potencia. La última característica de esta tecnología es que con la RF monopolar se emiten simultáneamente ondas ultrasónicas, que son las responsables de definir la línea de la mandíbula y de eliminar el doble mentón por su efecto lipolítico.
 
Método CPT Bio Plus: lo nunca visto
Cedemos ahora la palabra a Maribel Yébenes para que nos hable de una nueva radiofrecuencia, específica en devolver la juventud al contorno de ojos, una zona muy frágil que acusa el avance del tiempo de manera precoz, a través de todo un conjunto de alteraciones que hacen que la mirada aparezca cansada y envejecida. Esta especialista confía esta tarea a un equipo que cumple, con creces sus exigencias de seguridad y eficacia. 
Según nos cuenta esta tecnología patentada tiene la particularidad de incorporar tres cabezales de RF para trabajar todos los tejido implicados en el envejecimiento de la mirada en una sola sesión. La energía actúa calentando la dermis de forma totalmente segura alcanzando las capas más profundas donde favorece la producción de nuevo colágeno y destruye las fibras elásticas envejecidas. Los resultados se aprecian de forman inmediata y se mantienen hasta un año. Este tratamiento se consigue: retraer el párpado, disminuir arrugas y líneas de expresión, elevar la ceja y reducir las bolsas. La zona orbicular rejuvenece entre 5-7 años.
 
Activación Muscular: combo ultra-reductor
Estrella Pujol, directora del centro de belleza Oxigen acaba de incorporar a su arsenal tecnológico una equipo que combina la emisión simultánea de radiofrecuencia y activación muscular dinámica. Esta unión genere un efecto no invasivo de eliminación de grasa, drenaje linfático y estiramiento cutáneo. Esta triple acción se explica por la capacidad de esta técnica para actuar sobre dermis, hipodermis (grasa) y capas musculares. Estrella nos explica que el tratamiento se inicia con una activación de los puntos energéticos mediante un masaje de digitopuntura con aceites esenciales. La radiofrecuencia calienta la capa de tejido adiposo subcutáneo forzando la liberación de grasa líquida desde los adipocitos hacia el tejido extra celular. Este efecto térmico acelera el metabolismo lipídico natural. Por su parte, la activación muscular dinámica genera un efecto de compresión de dentro hacia fuera y de fuera hacia dentro, que provoca una acción de drenaje linfático patentado, responsable de promover la liberación natural del excedente adipocitario liberado.
 
Endoablación Térmica: lo último contra las varices 
Nos adentramos ahora en el ámbito quirúrgico de la mano del Dr. Agustín Arroyo Bielsa, cirujano vascular de la Clínica Dermaline que nos habla de su experiencia en el empleo de una avanzada técnica endovascular de eliminación de varices. La cirugía se realiza con anestesia local y consiste en la introducción dentro de la vena safena de un catéter emisor de radiofrecuencia. El aumento de calor que se produce desencadena la desnaturalización y oclusión de la variz