SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

PRESUMIR DE TRASERO

Por Nueva Estética

Los glúteos son una de las partes del cuerpo que más complejos acapara;  nalgas caídas, planas, con celulitis… ¿Qué hay que hacer para conseguir la forma perfecta? Los entrenadores de la Clínica Beiman de Barceló Montecastillo proponen una serie de ejercicios que van de fábula, 


GLÚTEOS CAÍDOS

 

Los glúteos caídos son la consecuencia de la falta de actividad y de ejercicio.¿Las mejores armas para tonificarlo? Una esterilla, pesas y mucho deporte. La tabla ideal es la siguiente:  

Arcoíris. A cuatro patas y con las pesas en los tobillos, empezar con la pierna derecha extendida y desplazarla de una lado a otro, describiendo una semiesfera. Primero una pierna y luego otra, durante 20 segundos.

Media patada lateral. Con la suela del zapato hacia el techo, la rodilla orientada al suelo, realizar movimientos ascendentes y descendentes con la pierna flexionada durante 30 segundos.

Pierna estirada. Con la pierna estirada y a cuatro patas, hacer levantamientos de la pierna a dos velocidades. Primero lento durante 20 segundos y luego más rápido durante otros 20 segundos. Después, con la pierna estirada hacia arriba, hacer push y movimientos cortos mientras se aprieta el glúteo. Combinar ambas piernas.

 

GLÚTEOS PLANOS

 

El objetivo es dotar de volumen a los glúteos y darles forma. ¿Cómo? Gracias a estos tres simples ejercicios:

Sentadillas con peso. Las famosas sentadillas y sus maravillosos efectos son más que conocidos por todo el mundo. Pero si además se le añaden peso entre unos 2-8, el centro de gravedad se ubicará en los talones y esta fuerza hará que el ejercicio sea más duro pero que tenga mejores beneficios. Realizar durante 40 segundos.

Cortesía. Como si de la corte de Luis XIV se tratara este movimiento de referencia al rey por parte de sus súbditos tiene múltiples beneficios. Mejora, tonifica y redondea la retaguardia, la clave está en trabajar todos los ángulos del músculo del glúteo.

Luna llena. Levantado los brazos sobre la cabeza, y primero con una pierna, dejarse caer hacia un lado con la rodilla flexionada. Los movimientos de suspensión, favorecen la tonificación y suspensión del glúteo. Realizar 20 repeticiones por cada pierna.