SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

MÉTODO CORPORAL DINÁMICO

Por Nueva Estética

El método corporal dinámico es una técnica que combina ejercicios de danza, yoga y otras disciplinas posturales. se trata de una metodología exclusiva que permite conectar mente-cuerpo, trabajar la conciencia corporal y reeducar el cuerpo para que realice correctamente cada movimiento. 



Lola Lison, profesora de pilates y método corporal dinámico nos explica que es muy importante saber cómo vivimos dentro de nuestro cuerpo, y cómo lo sostenemos. Nuestros movimientos transmiten a los demás mucha información sobre nosotros, hablan de nuestra personalidad, cómo somos y cómo sentimos. Una persona encorvada y agarrotada no se percibe de igual modo que una persona ligera, erguida y con buena postura. El talante la presencia, la seguridad y la actitud ante la vida es muy diferente.

Muchas veces, los malos hábitos posturales se adquieren de tal manera que condicionan nuestra manera de vivir… La pelvis, la columna, las extremidades inferiores y algo tan importante como los pies cargan nuestros vicios corporales al conducir, agacharnos, caminar… nos condicionan en todo. Ello puede tener serias repercusiones sobre la salud, llegando a provocar dolor de cabeza, espalda y lumbares. No hay que olvidar tampoco que la postura también determina nuestro aspecto físico: vientre abultado, lordosis, piernas encorvadas, pies mirando hacia dentro o afuera, cuello acortado… son sinónimos de poco equilibrio.

El método corporal dinámico está dirigido a mejorar la postura y el movimiento de cualquier persona, tanto si sufre o no una dolencia músculo-esquelética. Se sustenta en los principios más actuales de la fisiología, biomecánica y ergonomía. Los resultados obtenidos son realmente efectivos, ya que esta sabia combinación de ejercicios permite trabajar a nivel global, incidiendo en el sistema miofascial y articular. De esta manera se mejora la colocación y la flexibilidad corporal. Además, se logra esculpir y recolocar el cuerpo, dando paso a una silueta más erguida donde espalda, hombros y pelvis están perfectamente alineados. También se consigue un ligero alargamiento de la cintura, entre las caderas y las costillas, y corregir rodillas, varo y valgo.

Durante la realización de la práctica, la profesional debe tener siempre en cuenta las capacidades individuales de cada persona. El objetivo es enseñarle a adquirir una buena colocación postural, para solucionar malos hábitos y ayudarle a corregir problemas físicos, como desviaciones de columna (cifosis, lordosis ,escoliosis…) Además, se pueden mitigar dolores relacionados con lumbalgias y ciáticas, entre otras alteraciones.

Rellene este formulario para recibir más información sobre este producto sin compromiso.