SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

MESOTERAPIA ANTIOX: PROTECCIÓN BIOLÓGICA FRENTE AL SOL

Por Nueva Estética
Los efectos nocivos del sol se aprecian en la superficie cutánea, pero se fraguan en su interior, concretamente en la dermis. Desde IML nos presentan una mesoterapia, que se aplica en rostro, cuello y escote, mediante microinyeccniones que depositan un potente cóctel de activos antioxidantes donde la piel más los necesita. 
 


Tal y como explica la especialista en medicina estética Dra. Gema Pérez Sevilla la Mesoterapia Anti-Ox suma una acción preventiva, que contrarresta el fotoenvejecimiento y la alteración estructural de colágeno y elastina, a un efecto revitalizante inmediato, que se traduce en un bronceado uniforme, luminoso y duradero. Los ingredientes activos que incluye la fórmula magistral inyectable, y que potencian su eficacia al actuar en sinergia, son: 
 
Vitaminas Microbombas antioxidantes que alcanzan masivamente el estrato dérmico y construyen una fuerte defensa frente al estrés oxidativo provocado por la radiación solar. En concreto se inyectan vitaminas A, E, C y del grupo B que como contraprestación a la neutralización de los radicales libres aseguran 
un bronceado bonito y luminoso. 
Oligoelementos Minerales encargados de reforzar las estructuras cutáneas internas. Entre ellos destaca el silicio, que inhibe la peroxidación lipídica, estimula la reestructuración de la dermis e impulsa la regeneración del tejido conjuntivo. 
Ácido Hialurónico Al tratarse de una molécula ultrahidratante logra estabilizar las reservas hídricas de la dermis, al tiempo que aporta turgencia y luminosidad al tejido, impidiendo que el sol seque y cuartee la piel y favorezca la aparición de arrugas.
 
Bastan 3 sesiones (1 cada 2 semanas), para aportar una protección biológica frente al fotoenvejecimiento, ya que los activos multiplican su eficacia exponencialmente, al incidir de manera directa y focalizada en el estrato subdérmico.