SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

LÁSERTERAPIA ANTI-VARICES

Por Nueva Estética
Los láseres de Neodimio-YAG de última generación actúan con la máxima contundencia contra las varices, tanto las grandes, como las pequeñas arañas vasculares. A esta eficacia hay que sumar otras ventajas: estas terapias fotodinámicas permiten prescindir de la cirugía, producen mínimas molestias y ofrecen resultados en tiempo récord sin periodo de recuperación. 
 


ATASCO CIRCULATORIO
Las varices tienen un componente estético indiscutible, puesto que eclipsan la belleza de las piernas, aunque se trate de pequeñas arañas vasculares difíciles de apreciar a simple vista; pero es que además pueden convertirse en una alteración médica como ocurre con las varices tronculares, que presentan un color morado y un aspecto abultado, y que en los cuadros más graves se acompañan de pesadez de piernas, calambres y dolor. 
Independientemente de su aspecto y tamaño las varices siempre están provocadas por un fallo en el sistema venoso superficial. El sistema circulatorio está formado por un entramado de venas y arterias por donde circula la sangre, formando lo que podría describirse como una autopista de doble dirección. La sangre una vez se ha oxigenado, abandona el corazón y se reparte por todo el organismo a través de las arterias, un recorrido que el músculo cardiaco se encarga de propulsar con cada latido. En cambio, la circulación de retorno a través de las venas y en dirección al corazón, no se ve favorecida por ningún mecanismo equivalente, por lo que puede hacerse más lenta y dificultosa. Este inconveniente lo sufren especialmente las piernas, cosa lógica si tenemos en cuenta lo alejadas que están del corazón, y además son la zona en la que la circulación de retorno, que se produce en sentido ascendente, más acusa la fuerza que opone la gravedad. Para compensar este hándicap, las piernas disponen de un sistema de válvulas, encargado de garantizar que el flujo sanguíneo regrese en dirección al corazón sin mayores inconvenientes. Este dispositivo lo conforman: la almohadilla plantar, una red venosa localizada en la planta del pie encargada de bombear la sangre en sentido ascendente con cada paso, y la bomba muscular de la pierna, que no es otra cosa que los músculos de los gemelos, que al contraerse durante la marcha, impulsan la sangre venosa en dirección al corazón.
Las varices aparecen por un fallo en el funcionamiento de estas válvulas, que provoca que parte de la sangre no pueda seguir su trayectoria ascendente y se quede estancada en la vena, provocando su dilatación. En el desarrollo de las varices subyace un componente hereditario evidente, aunque no hay que desdeñar otros factores relacionados con su aparición, como es el sedentarismo, sobrepeso y la toma de anticonceptivos en el caso de las mujeres.
 
TERAPIAS FOTODINÁMICAS
para unas piernas perfectas
En Instituto Médico Láser (Madrid) disponen de un amplio arsenal tecnológico, en el que tienen cabida los láseres de neodimio-YAG más avanzados. Estos dispositivos permiten ofrecer una respuesta rápida, eficaz y segura en el tratamiento de las varices, atendiendo no sólo a su sintomatología, sino a su tamaño.
 
Tratamiento COOL TOUCH 
el endoláser contra las grandes varices
Está terapia está indicada para el tratamiento de las megavarices, aquéllas que miden más de 1’5 mm. de diámetro y cursan con insuficiencia venosa marcada. El láser empleado es un Neodimio Yag extremadamente preciso; la energía se transmite en una longitud de onda de 1.320 nm. y su capacidad de penetración es de 300-500 micras, de modo que la luz es absorbida exclusivamente por el agua tisular presente en las paredes venosas, sin riesgo de que alcance los tejidos circundantes. 
Sin Molestias Al comportarse el láser de una manera tan precisa, las varices se eliminan en una sola sesión, la técnica no resulta molesta y tampoco cursa con dolor en los días posteriores. La única recomendación es dar dos paseos diarios de  unos 30 min. los 3-5 días posteriores al  tratamiento. Por lo que respecta al riesgo de aparición de inflamación y hematomas es prácticamente nulo. La incorporación a la vida normal es inmediata y los resultados definitivos, tanto estéticos como clínicos, se muestran en el tiempo récord de una semana. 
Sin Recaídas Con la terapia Cool Touch se elimina la totalidad de la pared venosa, por lo que las posibilidades de recaída por aparición de dilataciones en venas colaterales es mínima (no alcanza el 5%). Estamos ante una mejora muy importante, puesto que con técnicas como el stripping o la escloterapia convencional las recidivas se sitúan en el 30%.
PROCEDIMIENTO Se realiza un diagnóstico ecograráfico completo y localización de los troncos venosos afectos. El procedimiento es ambulatorio y sólo precisa aplicar anestesia local en el punto de entrada del láser. A partir de aquí se conduce la fibra óptica del láser, que es extremadamente fina, a nivel endovenoso, en el extremo más proximal de la patología valvular, normalmente por debajo de la rodilla. Llegados a este punto, se inicia la emisión de la fotoenergía en sentido retrógrado, sirviéndonos del sistema “pull back” automatizado del equipo. Realizar una fotolisis completa de todas las pareces de las venas dilatadas, y finalizar colocando Steri-Strip y media compresiva. El procedimiento dura aproximadamente una hora 1 hora.
 
Protocolo SUPER VEIN REMOVAL
borrar las telangiectasias
Ese tratamiento es el más idóneo para eliminar las telangiectasias, conocidas como arañas vasculares, y que no son otra cosa que varices de calibre inferior a 1’5 mm. Estas microdilataciones venosas de carácter leve son paradójicamente más resistentes a los tratamientos que las varices más grandes. El motivo principal es la escasa cantidad de sangre en su interior; no olvidemos que la hemoglobina es el cromóforo diana en la mayoría tratamientos vasculares realizados con láser. Respecto al empleo de otros procedimientos, como la esclerosis realizada con espumas o sustancias inyectables congeladas, tampoco resultan del todo eficaces, porque la variz tienden a reaparecer. En este campo de las llamadas "varices estéticas" es donde la aportación de las nuevas generaciones de láseres, sobre todo los que utilizan la fuente de Neodimio-YAG, ha modificado las expectativas de estos pacientes. Estos láseres juegan un papel decisivo en el tratamiento de las enfermedades varicosas de las piernas (telangiectasias o "arañas vasculares"). El protocolo Super Vein Removal, basado en la combinación de un avanzado láser dinámico de Neodimio Yag con el uso una espuma fotosensibilizante de polidonanol, permite superar estas limitaciones.
Fenómeno de RESONANCIA Eficacia multiplicada En la técnica Super Vein Removal se aprovecha el fenómeno, denominado de resonancia, que se describe del siguiente modo: si en el medio en el que se va a dirigir la emisión de láser de Neodimio-Yag se añade la espuma de polidocanol se multiplica exponencialmente el coeficiente de absorción por parte de la sangre. El fenómeno de resonancia produce un aumento de la absorción de la energía del 85-87%, cuando normalmente es del 24-27%. Este incremento del rendimiento de eficacia en el cromóforo diana origina un mayor y mejor efecto terapéutico.
CÓMO SE HACE? Tras inyectar la espuma de polidonanol en la araña vascular, se aplica el láser moviéndolo sobre la zona afectada a una velocidad de 3 cm. por segundo. La energía se entrega mediante emisiones de baja potencia y alta tasa de repetición (8 disparos por segundo), de manera que se pueden realizar hasta cinco pasadas sobre la superficie cutánea consiguiendo un acúmulo de energía muy superior al que suele tolerar la piel en un tratamiento convencional. Esa actuación tan “contundente” permite coagular los capilares y hacer desaparecer la micro-variz, normalmente en una sesión y otra de repaso.
Resultados Se aprecian a partir del mes. Al tratarse de un procedimiento transcutáneo, sin cortes ni heridas, no son precisos cuidados especiales, más que la aplicación de una crema que evite la posible inflamación y aparición de hematomas.