SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

LABIOS ¿CÓMO EMBELLECERLOS?

Por Nueva Estética
La Dra. Cristina Villanueva, una de las mejores especialistas en medicina estética facial de nuestro país, nos descubré como acentuar la belleza de los labios y devolverles su juventud.
 


Los labios son un rasgo estratégico en la apreciación global del atractivo y juventud de todo el rostro. Los cánones establecen que deben tener una forma perfectamente definida, además de turgencia y volumen, pero la genética y su particular estructura anatómica se empecinan en llevar la contraria a este ideal de belleza, convirtiéndolos en blanco fácil del proceso de envejecimiento. 
A medida que pasan los años, los labios van perdiendo volumen y elasticidad, por la disminución de los niveles de sustancias naturales, como colágeno y ácido hialurónico. A este adelgazamiento se suma un proceso de eversión, que hace desaparecer su atractiva proyección hacia fuera. Otros cambios que trae la edad es la pérdida de definición y el aplanamiento del arco de cupido, mientras que el filtrum, el hundimiento que va de la nariz a la parte central del labio superior, se hace más largo. Por lo que respecta a la piel del área perilabial también se ensancha y da cabida a la aparición de arrugas verticales y radiales, que surgen, sobre todo, impulsadas por la gesticulación continua de la boca, al hablar, comer, reír… y fumar; no hay nada peor para las arrugas del código de barras que el tabaco. 
Otra consideración anatómica que hay que tener en cuenta, no sólo para entender cómo envejecen los labios, sino para abordar eficazmente su rejuvenecimiento a través de terapias médico-estéticas, es que la grasa facial subcutánea no se distribuye de manera uniforme, sino que se divide en compartimentos aislados, formando paquetes grasos, y que además posee unos potentes entramados de fijación al hueso y a otras estructuras profundas, que son las fascias y ligamentos ósteo-cutáneos. Ello explica que conforme se va envejeciendo, este tejido graso no se desliza en bloque hacia abajo, sino que queda retenido en parte por estos ligamentos, produciendo la aparición de surcos visibles. Cada estructura, al descender por efecto de la gravedad, modifica las que están por debajo y por encima de ella. Estas alteraciones internas se reflejan en el tercio inferior del rostro, haciendo que la estructura que forma la mejilla y la línea mandibular desciendan, que el mentón se retraiga, que caigan las comisuras labiales y que se marquen las líneas de marioneta y el surco nasogeniano. Si a cierta edad, rejuvenecemos los labios pero no tratamos estas otras alteraciones, el resultado no será ni armónico, ni natural. 
 
ÁCIDO HIALURÓNICO
el filler más versátil
Aumentar la belleza de los labios, restablecer su juventud y corregir las arrugas que los enmarcan es posible con los rellenos de ácido hialurónico de última generación. Esta sustancia es un polisacárido biodegradable y biocompatible: se encuentra de forma natural en el organismo, por lo que se integra perfectamente y se va reabsorbiendo de manera progresiva. En mi consulta empleo una fórmula de los laboratorios Allergan con la tecnología Vycross, que al mezclar ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular aumenta la eficacia del entrecruzado, lo que incrementa la cohesividad del relleno y por tanto su duración. Estas características hacen de este gel una sustancia maleable, elástica y fácil de inyectar, por lo que el tratamiento es más confortable y apenas hay riesgo de inflamación. Este filler está disponible en varias densidades, que se adaptan a diferentes áreas y necesidades; para remodelar los labios y corregir las arrugas del área peribucal se suele utilizar una composición bastante fluida, que puede inyectarse empleando agujas muy finas. Por lo que respecta a la duración de los resultados, la corrección se mantiene perfecta alrededor de un año, pero como el producto no se reabsorbe del todo hasta pasados dos, la desaparición del efecto es progresiva y no se completa hasta ese momento.
 
TRATAMIENTOS
mejoras a pedir de boca
Abordar el embellecimiento de los labios requiere un conocimiento preciso de la anatomía no sólo de esta zona, sino de todo el rostro, realizar un estudio previo para que el tratamiento sea del todo personalizado y ser muy cuidadoso y preciso manejando la jeringa, para no romper la armonía que se crea entre todos los rasgos faciales. En función de los resultados que busquemos, actuaremos en una o varias partes de la boca y el área que la rodea, buscando un rejuvenecimiento natural. Las correcciones más habituales son las siguientes:
 
Resaltar el perfil En labios con un borde muy plano, se infiltra una pequeña cantidad de ácido hialurónico, mediante técnica de retrotrazado, rellenando el espacio virtual que hay entre la zona roja del labio o bermellón y el labio blanco.  El objetivo es conseguir una ligera inclinación hacia arriba del labio superior, que corrige el aplanamiento y a la vez, otorgar consistencia al tejido para evitar la aparición del código de barras. Ello asocia un efecto óptico de acortamiento muy favorecedor cuando el labio se muestra alargado. En la misma aplicación se pude aprovechar para resaltar el filtrum y redondear el arco de cupido. 
Un poco más de volumen Realzar el atractivo de los labios aportando más volumen a la zona roja o bermellón, es el retoque estrella, y también el que debe realizarse con más mesura. El aumento de la mucosa se realiza generalmente en bolus, siempre respetando la anatomía del labio. La Dra. Villanueva insiste en que hay que huir de cualquier exceso para que la mucosa no pierda su textura característica, y aparezca hinchada y con un brillo antinatural. El objetivo tiene que ser rejuvenecer los labios y que se vean más bonitos, sin que se adivine la intervención del médico. Vale la pena regirse siempre por la máxima del menos es más.
Borrar el código de barras… y mucho más Las arrugas del código de barras y otras marcas verticales pueden tratarse mediante micropunción directa empleando  hialuronicos de baja densidad, sin buscar el efecto relleno del filler. La  tecnología Vycross consigue este resultado, y hace posible otros desafíos, como el reposicionamiento de los tejidos descolgados y la corrección de la flacidez en toda el área que rodea la boca. La técnica consiste en infiltrar una mínima cantidad de producto en puntos concretos de fijación de la grasa con el ligamento. La finalidad es elevar el paquete graso, recolocándolo en su posición original. El resultado es la desaparición del descolgamiento, surco nasogeniano y arrugas de marioneta.
Lograr el equilibrio En ciertos casos la proyección de los dientes puede provocar que, al observar el rostro de perfil, uno de los labios sobresalga respecto al otro. Si la retrusión afecta al labio superior se corrige rellenando toda su superficie, para proyectarlo hacia delante; si se da en el inferior, se procede igual, pero si es necesario se rellena también el mentón.
La comisura de los labios es otro punto clave implicado en la belleza de la boca y en la juventud d todo el rostro. Para corregir su descenso se infiltra el ácido en bolus o retrotrazado, empleando una cánula o aguja.