SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

LA FÓRMULA MATEMÁTICA PARA ELEGIR SUJETADOR

Por Nueva Estética
¿Cómo saber cuál es el sujetador que mejor sienta? Ésa es poco menos que la pregunta del millón, porque son muchas las mujeres que desconocen cuál es su talla y qué tipo de sujetador se ajusta mejor a su anatomía. Pues bien: coge cinta métrica, lápiz y papel, porque desde la CLÍNICA OPCIÓN MÉDICA nos explican cómo averiguar el tamaño de la copa y del contorno, y nos ofrecen otras consideraciones que vale la pena tener en cuenta para acertar con la comprar del sujetador.
 

Y es que esta prenda íntima no sólo juega un papel clave de seducción, sino que es fundamental para realzar el pecho y mantenerlo en su sitio, corregir malas posturas y evitar dolores de espalda. Para acertar con la talla hay que conocer las medidas exactas del contorno y de la copa, y saber diferenciar ambos conceptos.
El contorno equivale al perímetro corporal y se mide colocando un metro por debajo del pecho, y sumándole 15 al resultado. Este valor es el que se expresa en números: 80, 85, 90, 95… 
Por su parte, la copa se averigua colocando la cinta métrica a la altura de ambas areolas y rodeando toda la espalda. A este dato se resta el número del contorno. El valor obtenido se refleja en letras:
 
            Entre 12-14 Copa A 
            Entre 14-16 Copa B 
            Entre 16-18 Copa C 
            Entre 18-20 Copa D 
            Entre 20-22 Copa E 
 
Una vez conocida la talla correcta, se aconseja atender a otras cuestiones: 
  • El tamaño del pecho varía a lo largo de la vida, por lo que deben tomarse esas medidas cada cierto tiempo, y sobre todo, después de variaciones de peso, embarazos…
  • Como su propio nombre indica, la función principal de esta prenda es sujetar. Hay que valorar el ancho de los tirantes, tipo de aros y tejido.
  • Si se tiene la regla o se está ovulando, mejor esperar a otro momento para comprar ropa interior, porque esos días el pecho aumenta de tamaño y podemos no acertar.
  • El sujetador debe ser cómodo y adaptarse a la forma del seno; no debe apretar ni dejar marcas en la piel. 
  • En la espalda, el tirante no puede quedar por debajo de la línea baja el pecho.
  • Si el sostén lleva aros, éstos han de quedar pegados al tórax. Sobre esta cuestión, el equipo de cirujanos plásticos de Opción Médica recomienda decantarse por sujetadores sin aro, porque provocan un apoyo sólido continuado, que produce un decúbito sobre el surco mamario. Estos expertos también desaconsejan las prendas efecto push-up porque deforman el polo inferior del seno..  
  • Existe un sujetador para cada caso: practicar deporte, dar de mamar, recuperarse de una intervención de mama…
  • Cada marca tiene sus propios modelos y tallas, así que hay que probar la prenda antes de comprarla.