SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

EXTRACTO DE RUSCUS Y CAMOMILA PARA UNA MIRADA ESPLÉNDIDA

Por Nueva Estética

La mirada es el espejo del alma, pero también de nuestras vidas trepidantes: desvela si nos hemos acostado muy tarde o despertado muy temprano, cuenta si estamos estresados o se muestra congestionada si hemos cogido un resfriados. En resumen, la que explica todo sobre nosotros. Conseguir que la mirada luzca más joven y radiante es posible si le otorgamos  el cuidado que se merece. Hoy los cosmetólogos de LIERAC han ideado una fórmula enriquecida con activos que actúan en sus puntos débiles: extracto de ruscus, vitamina c mejorada, doble ácido hialurónico y camomila. 


La piel entorno a la mirada mide menos de 1 mm. de espesor, es 4 veces más fina que el resto del rostro; su hipodermis es extrafina, casi inexistente, y también es pobre en ácido hialurónico y glándulas sebáceas. Con estas características, no es sorprendente que las arrugas lo tengan realmente fácil. Al no estar ligada a la capa adiposa, esta zona es tan transparente que hasta deja entrever el color de los vasos sanguíneos muy despacio y se vuelven permeables por la falta de drenaje eficaz. Extremadamente frágil, la zona de la mirada está excesivamente en “tensión”, ya que sus 22 músculos están en continua actividad con una media de 10.000 parpadeos diarios. Debido a ello, es inevitable que en ella se marque rápidamente el envejecimiento, traicionando nuestras emociones y modo de vida. Volver a recuperar su juventud es posible gracias a las nuevas formulaciones ricas en activos tan eficaces como:

Doble ácido hialurónico, que destaca por su poder alisador. Cuando estamos cansados, nos cuesta mantener los ojos abiertos. Ello provoca que demos más  parpadeos de lo acostumbrado. Al estar tan activa, la zona se arruga mucho más rápido y la hipodermis, casi ausente, no puede amortizar los movimientos. Poco a poco, la zona se contrae. Para evitarlo, los cosmetólogos han añadido a las formulaciones activas un dúo de ácidos hialurónicos de origen natural. El primero está encapsulado en pequeñas esferas con muchas capas para una liberación progresiva. De este modo, se introduce en las capas profundas de la piel para sostener la matriz extracelular y rellenar el espacio entre las fibras de colágeno. De alto peso molecular, el segundo es capaz de absorber hasta 1.000 veces su volumen en agua. Es un aliado ultra-hidratante que alisa la piel en superficie de forma instantánea.

Ruscus y cafeína, que destaca por su acción descongestivo. Perezosa por naturaleza, la microcirculación del contorno de los ojos se ralentiza aún más con el cansancio. Frágiles, los capilares linfáticos y sanguíneos se vuelven permeables y los ojos se hinchan. Estrictamente seleccionado, el extracto de ruscus tiene un alto contenido en ruscogenina, la molécula de referencia para preservar la integridad de los capilares y limitar su permeabilidad. Este activo vasoconstrictor reactiva también la microcirculación para drenar el contorno de los ojos. Mientras tanto, su aliada, la cafeína pura, activa la microcirculación e impulsa la eliminación de toxinas y residuos celulares. Como resultado, la sensación de hinchazón desaparece y la mirada luce en todo su esplendor.

Vitamina C estabilizada, de alto poder iluminador. La fatiga conlleva la liberación de iones férricos que generan la formación de radicales libres que, a su vez, ponen en marcha la producción de melanina. Al cabo del tiempo, aparecen zonas oscuras y son visibles a través de la piel extrafina de esta zona. La vitamina C, activo de luminosidad de referencia, tiene el defecto de oxidarse fuera del tubo, por ello, los científicos de la firma han seleccionado una vitamina C estabilizada de liberación progresiva para unos beneficios prolongados. Al inhibir la producción de melanina, contrarresta el fenómeno de hiperpigmentación. La piel se aclara de inmediato.

Camomila. Reconocida por sus propiedades calmantes, suavizantes y regenerantes, es ideal para las zonas más sensibles. Mejora notablemente el aspecto de las pieles secas e irritadas. De ahí que se convierta en el ingrediente perfecto para los contornos de los ojos más frágiles.