SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

COSMÉTICA CON PREBIÓTICOS Y PROBIÓTICOS

Por Nueva Estética

¿Sabias que la piel cuenta con miles de microorganismos que la protegen? Las bacterias que viven en la microbiota de la piel, es decir la parte cutánea más superficial, constituyen una gran arma defensiva contra las agresiones externas. De ahí que los cosmetólogos se hayan fijado en la gran labor que desempeñan estos pequeños pero importantes miroorganismos. Concientes de su valía, han elaborado formulaciones cosméticas inteligentes formuladas con activos prebióticos y probióticos capaces de preservar intactas las funcionales de belleza que desempeñan estos microscópicos seres que cohabitan en nuestra piel. Victor Digón, Dpto. I+D Bruno Vassari.



La piel es un órgano vivo donde todo está sabiamente orquestado y donde cada una de sus estructuras desempeña una función determinada. Pues bien, hasta ahora se sabía que la arquitectura cutánea se dividía en tres capas clave que se ocupaban por velar por su salud y juventud: son la epidermis, dermis e hipodermis. Y aunque es cierto que este “trío de estratos” es de vital importancia para la belleza de la piel, hoy se sabe que existe una cuarta capa que está dando mucho que hablar y que desempeña un papel decisivo en su defensa: hablamos de la microbiota. Y así es, la piel, además de ser el órgano más extenso que tenemos, pues tiene casi 2 metros cuadrados, es también quien se encarga de protegernos del mundo exterior, actuando como un escudo de contención. Y como es normal, es precisamente su parte más externa, la barrera epidérmica, la que se ve más agredida. Cuando esta capa superior sufre algún tipo de daño o alteración es más fácil que los agentes irritantes se cuelen y desencadenen toda una serie de alteraciones que se traducen en una piel en forma de enrojecimiento y deshidratación.

 

Los cosméticos formulados a base de prebióticos y probióticos constituyen un gran descubrimiento. Veamos qué significa exactamente cada uno de estos términos y su gran valor de belleza.

 

1. PROBIÓTICOS Se tratan de lisados de microorganismos vivos que cuando se administran en dosis adecuadas, aporta efectos beneficiosos al huésped.

2. PREBIOTICOS Son activos que estimulan a los probióticos; alimentan las comunidades microbioanas beneficiosas y dejan sin alimento a las que no interesan. Ingredientes que afectan beneficiosamente al organismo mediante la estimulación del crecimiento y actividad de una o varias capas de microorganismos mejorando la salud.

 

El uso de ambos ayuda a mantener el delicado equilibrio de la flora cutánea y por tanto, ayuda a mejorar tanto la resistencia como la defensa de la piel. Son además, un arma excelente para mejorar la irritación, calmar y reparar la piel, ayudando especialmente a las pieles agredidas o sensibles.

 

Para más información consulta NUEVA ESTÉTICA OCTUBRE 2018.