SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

CORRER EN LA PLAYA VA GENIAL PARA…

Por Nueva Estética

Este verano, son muchos los que eligen la playa para pasar las vacaciones. ¿Por qué no aprovechar este entorno idílico para ponerse en forma y sentirse renovado? Correr en la playa tiene múltiples beneficios.


SE TRABAJAN LOS MÚSCULOS

Correr por la playa requiere un esfuerzo muscular más completo e importante que si se hace por carretera. Es una manera excelente de reforzar los músculos, especialmente las pantorrillas y los cuadríceps. Incluso puedes probar a correr con las piernas dentro del agua para que la resistencia sea aún mayor.

 

SE REFUERZAN LOS TOBILLOS

Correr por la arena, es decir en un terreno inestable, refuerza los músculos estabilizadores de los tobillos. Los fans del trail también disfrutarán en una playa con guijarros o rocosa. Además, si te preparas físicamente sobre la arena, trabajas la propriocepción.

 

SE ATENÚAN LOS IMPACTOS

Correr en un terreno inestable atenúa los impactos que notas de lleno si corres por carretera. Una alternativa que apreciarás aún más si sufres dolores como periositis.

 

SE FAVORECE EL RETORNO VENOSO

Correr dentro del agua va genial para el retorno venoso. Además, disfrutarás de una sensación de frescor muy agradable, especialmente si las temperaturas son elevadas