SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

BORRAR LAS ARRUGAS DEL SUEÑO

Por Nueva Estética
Dormir boca abajo o de lado hace que aparezcan pliegues verticales en rostro y escote. Estas arrugas poseen personalidad propia y hay que tratarlas adaptándose a su particular idiosincrasia. La especialista en medicina estética Dra. Purificación Espallargas propone un tratamiento combinado de medicina estética que las borra a la vez que refuerza las estructuras internas del tejido.
 


Por si no fuera suficiente con las arrugas biológicas, las provocadas por el fotoenvejecimiento y las líneas de expresión, la Dra. Purificación Espallargas, directora de la Clínica de Medicina Estética Dra. Espallargas, llama la atención sobre un tipo específico de pliegues que aparecen en rostro y escote al adoptar ciertas posturas repetitivas al dormir. 
Estas arrugas con entidad propia tienden a hacer acto de presencia entre los 35-45 años, coincidiendo con el avance de la oxidación y la disminución de las reservas de ácido hialurónico y colágeno, lo que provoca la progresiva disminución del grosor de la piel y la perdida de elasticidad. Dormir adoptando malas posturas, sobre todo hacerlo boca abajo o de lado, provoca una presión continuada contra la almohada y el colchón que impide una correcta oxigenación tisular, e irremediablemente acaba provocando la aparición de pliegues verticales en cara y escote. La Dra. Espallargas ha desarrollado un tratamiento específico que borra las arrugas que aparece mientras duermes. 
 
Procedimiento
En el ROSTRO La terapia consiste en infiltrar plasma rico en plaquetas (PRP), extraído de la propia sangre. El plasma en este caso se mezcla con un 50% de micropartículas de colágeno liofilizado esterólogo estéril. Esta sustancia es prácticamente idéntica al colágeno humano tipo 1, por lo que no provoca reacciones adversas y permite crear un mallaje profundo de sujeción en la dermis. Así, con este primer paso conseguimos que la piel recupere densidad y turgencia, además de aprovechar la capacidad del colágeno de estimulación de los fibroblastos y de incrementar la producción de colágeno tipo III. 
La segunda parte del tratamiento consiste en infiltrar entre la epidermis y dermis superficial ácido hialurónico de baja densidad, para borrar las arrugas superficiales, que ya se han reposicionado mediante el PRP+ colágeno. Para obtener los mejores resultados se recomiendan 2-4 en intervalos de 3 semanas.
 
En el ESCOTE A la infiltración de PRP+colágeno que se realiza en el rostro, se suma en este caso la inserción de hilos de polidolaxona, ya que en esta zona la piel es más fina y las arrugas se marcan más, por lo que es necesario un refuerzo extra. Estos hilos permiten crear un tejido propio de soporte e impulsar la formación de colágeno tipo I y III por la respuesta biológica que asocian. 
Se insertan entre 30-50 filamentos con los que se recrea una “plantilla” en forma de abanico, desde la línea media de la unión de ambas mamas en dirección a las clavículas. El objetivo es provocar tracción, crear soporte y aportar turgencia a la piel. Pasados dos meses, cuando ya se ha completado el proceso de neocolagénesis se programa una sesión de mesoterapia con vitaminas, aminoácidos, colágeno y péptidos o  bien infiltraciones de ácido hialurónico de baja densidad.

 
Más vale prevenir Para evitar las arrugas del sueño lo más recomendable es dormir boca arriba, y en caso de hacerlo de lado, colocar dos cojines a ambos lados. Utilizar ropa de cama de tejido el microtranspirable, como el algodón y potenciar el uso de cosméticos ricos en ácido Hialurónico y retinoicos, además de antioxidantes.