SUSCRÍBETE

7 números
impresos y
2 magazines
online

Elige tu Especial

Nos siguen de cerca y están ya casi a punto de pillarnos… los hombres se preocupan también por su imagen y mucho. Son incluso más sibaritas que nosotras. En sus rituales must have no se ciñen a incluir sólo los tradicionales after save, ahora los productos antiedad son de uso obligado, por lo que forman parte de su cuidado diario. Y aunque cierto aspecto maduro les haga más interesantes, no quieren ni oír hablar de las arrugas y se niegan a envejecer antes. Además de acudir asiduamente al centro de estética están a la última en lo que se refiere a técnicas de medicina y cirugía estética. Y si para estar guapos tienen que echar mano del bisturí, bienvenido sea. intervenciones como la reducción de grasa abdominal o implantes para marcar pectorales están cada más en auge. 
Vivir en las grandes ciudades supone una dura prueba para la piel, y es que los agentes contaminantes, los constantes cambios de temperatura y de humedad a los que se ve sometida restan gran parte de su hidratación y bienestar. 
Mirada, labios, cuello y senos… estos 4 pilares de belleza constituyen un símbolo indiscutible de feminidad. Ellos son, sin duda, un arma de seducción infalible. ¿El inconveniente? Su gran fragilidad frente al paso del tiempo. Esta condición efímera les ha convertido en importantes protagonistas de muchos tratamientos cosméticos que centran su atención en devolverles su juventud. En este Especial te desvelamos cuales son los puntos débiles de estas 4 zonas tan peculiares y los cuidados que más les convienen.